•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ISABEL BARRANTES

 

 

Anuncios
Anuncios

El párroco de Arroyomolinos detenido este sábado por presuntamente abusar de menores ha sido apartado del ejercicio de su ministerio hasta la conclusión del proceso judicial, según han indicado desde el Obispado de Coria-Cáceres.

Supuestamente los abusos se llevaron a cabo en la capital cacereña cuando el acusado, de unos 45 años, ejercía en la residencia de mayores Ciudad Jardín y como vicario de la parroquía de San Pedro de Alcántara.

Según indican desde el Obispado, pese a que el acusado goza de la presunción de inocencia, han tomado la determinación de apartarlo de su labor como sacerdote “pensando en el bien del Pueblo de Dios”, “por la resonancia social que el hecho ya está teniendo” y “para salvaguardar todos los derechos”.

De este modo el Obispado ha procedido a limitar de forma cautelar el ejercicio ministerial del acusado hasta la conclusión del proceso judicial.

Asimismo el Obispado de Coria-Cáceres ha mostrado su “profunda consternación” porque sacerdote haya podido cometer algún delito “sea del carácter que sea” y ha ofrecido su “completa disposición” a colaborar con la justicia en lo que sea necesario “y en las formas que esta estime oportunas”.

Cabe destacar que se trata del segundo caso de esta naturaleza en poco más de un año en la región. El anterior tuvo lugar en 2015 cuando el Juzgado de Instrucción número 1de Don Benito abrió diligencias contra el cura de la localidad pacense de Mengabril por un supuesto caso de abusos sexules a un niño.

 

 

 


Galería de imágenes