•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Salud ha abierto una investigación para esclarecer los motivos que han obligado al desalojo del edificio del Centro de Rehabilitación Neurológica Casa Verde de Mérida y que han provocado la intoxicación leve de seis personas.

Los primeros indicios apuntan a que el desalojo del edificio se produjo como consecuencia de una incorrecta manipulación de dos productos de limpieza por parte de un trabajador de mantenimiento del edificio. Técnicos de Salud Pública del Área de Salud de Mérida tomarán muestras de dichos productos con el fin de determinar las causas que originaron un humo blanco que afectó a seis trabajadores del centro.

Todos los afectados, que fueron trasladados al hospital emeritense, presentaban irritación ocular y de garganta leves. De las seis personas atendidas, cinco han sido ya dadas de alta, permaneciendo ingresada una de ellas que, aunque presenta los mismos síntomas anteriormente referidos, tenía antecedentes alérgicos a este tipo de productos. 

El Centro 112 de Extremadura movilizó para la atención de esta urgencia un equipo médico del PAC de Obispo Paulo (Mérida), tres ambulancias convencionales, dos unidades de Cruz Roja (Montijo y Almendralejo), una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía y otra del Cuerpo de la Policía Local de Mérida, así como una dotación del Parque de Bomberos de Mérida y una unidad medicalizada con base en la capital autonómica.

El SES ha lanzado un mensaje de tranquilidad y destaca la rápida intervención de los equipos de emergencia, así como la eficaz respuesta que se ha dado desde el centro hospitalario, a la que vez que informa de que todos los pacientes ya han sido realojados en el edificio, sin que ninguno haya sido afectado por la mezcla de productos.