Las carreteras extremeñas, con 36 fallecidos, fueron las tercera de España que porcentualmente (-26,5%) registraron un mayor descenso de accidentes mortales en 2013 respecto a 2012, cuando murieron por esta causa 49 personas. Estos datos se desprenden del informe de accidentalidad mortal en vías interurbanas del año 2013 que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha detallado.

Las carreteras de Andalucía, con 194 fallecidos, fueron las que más vidas se cobraron en 2013, seguidas por las catalanas, que registraron 168 muertos, mientras que las comunidades autónomas con menos víctimas mortales fueron La Rioja y Cantabria, con 13 y 15 víctimas respectivamente. Según los datos, el número de fallecidos el año pasado fue de 1.128 personas, lo que le convierte en el ejercicio de más baja siniestralidad del tráfico desde 1960, cuando empezaron a contabilizarse los accidentes.

Las regiones donde más ha descendido el número de fallecidos en términos absolutos son justo aquellas con mayor mortalidad en carretera: Andalucía, donde ha habido 27 víctimas mortales menos al pasar la cifra de 221 en 2012 a 194, y Cataluña, donde se han registrado 26 muertos menos al pasar de 194 a 168.

Anuncios
Anuncios

En el extremo opuesto, ha aumentado la mortalidad en carretera en La Rioja con siete fallecidos más (de 6 a 13) y en Cantabria, región donde la cifra de muertos ha pasado de 10 en 2012 a 15 durante el año que acaba de concluir. En términos relativos, en La Rioja la mortalidad ha aumentado un 116,6 por ciento y en Cantabria se ha incrementado un 50 por ciento, mientras que, en el lado opuesto, la cifra de víctimas ha descendido un 37,7 por ciento en Baleares y un 26,5 por ciento en Extremadura.


Galería de imágenes