•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 5 de Cáceres ha condenado a la entidad Caja Extremadura a devolver 95.500 euros a un anciano de 94 años que suscribió tres contratos de deuda subordinada sin "ser informado del riesgo" del producto.

El juez anula los tres contratos, adquiridos en 2009 y 2010 y obliga por tanto a la devolución de la cantidad invertida, anulando igualmente el canje por el que sus ahorros fueron convertidos en acciones de la entidad.

Según recoge la agencia EFE, la sentencia considera probado que el hombre, dedicado a las labores del campo y que había dejado la escuela a los 12 años, presentaba "dificultades visuales" y tenía "especial confianza en el director de la oficina y sus empleados" dejándose por tanto asesorar por ellos.

De esta forma, le entregaron una libreta de ahorro a plazo "ficticia" en la que constaba "a mano" que tenía 100.000 euros y "nunca fue informado que la amortización de las obligaciones tenían un plazo de quince años, muy superior a su esperanza de vida", indica el fallo que puede ser recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 5 de Cáceres concluye que el demandante "no fue informado de forma clara de las características del producto que estaba adquiriendo ya que no se define la trascendencia real del riesgo". Por tanto, concluye que hubo "un vicio esencial del consentimiento" que da lugar a la nulidad de los contratos.


Galería de imágenes