•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Gobierno extremeño ha salido al paso de las críticas de Seo Bird Life sobre la gestión de los embalses de Monfragüe y ha aclarado que la excepcionalidad climática en cuanto a las precipitaciones caídas en la región durante la pasada primavera, ha dado lugar a unas cotas muy elevadas de los embalses, cercanas a sus niveles máximos. Dichos niveles han producido la inundación de un nido de cigüeña negra situado sobre una plataforma que fue construida por una empresa en el año 2008 en el Parque Nacional de Monfragüe, a orillas del embalse de Alcántara.

En su ejecución se cometió un error técnico en cuanto a la cota de colocación, dejando el nivel de dicha plataforma por debajo del nivel máximo del embalse, que ha sido alcanzado este año quedando la plataforma unos10 centímetros por debajo del nivel.

La plataforma ha sido ya recrecida por la Administración regional y se ha revisado el resto de nidos existentes en las orillas para comprobar que no ha habido daños similares en el Parque Nacional. Por tanto, el Ejecutivo extremeño lo único que ha hecho es solventar un problema generado por la Administración autonómica anterior.

Dentro de las actuaciones del Ejecutivo autonómico en la gestión del Parque Nacional de Monfragüe se contemplan las referidas a la conservación de los recursos hídricos. La repercusión de la gestión de las aguas de Tajo y Tiétar es de gran importancia para la conservación de los valores ambientales del Parque.

Para la consecución de este objetivo existen canales de comunicación entre la administración gestora del Parque y la Confederación Hidrográfica del Tajo, con el fin de mantener los caudales ecológicos y minimizar los efectos de la oscilación del nivel de llenado de los embalses de Alcántara, Torrejón-Tiétar y Torrejón-Tajo sobre las especies de fauna protegida y sobre las formaciones vegetales.


Galería de imágenes