•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La localidad cacereña  de Valencia de Alcántara ha acogido la segunda edición de la denominada Mesa de Coordinación Territorial en Violencia de Género de la Mancomunidad Sierra de San Pedro, una cita en la que, como en la celebrada en el año 2012, profesionales del área de lo social han tenido la oportunidad de compartir sus experiencias y buenas prácticas con los cuerpos y fuerzas de seguridad, tanto locales como estatales, y con profesionales de otras áreas como la educativa o la sanitaria

 Durante la reunión, guiada por el Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX) y una representación de la Subdelegación del Gobierno de Cáceres  se han revisado todos los recursos disponibles en el territorio para la lucha contra la violencia de género, novedades en los equipos de trabajo y en sus procedimientos de prevención e intervención.

Desde el IMEX se ha trasladado a todos los profesionales los diferentes servicios y programas que configuran la Red Extremeña de Atención a las Víctimas de Violencia de Género, desde la Subdelegación del Gobierno se ha realizado un repaso exhaustivo de los recursos que en materia de coordinación, información y concienciación están disponibles en la web creada al efecto por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

 En ambas intervenciones se ha enfatizado la necesidad de ofrecer a las victimas una atención integral, basada en la coordinación y colaboración de todos los agentes implicados desde un enfoque interprofesional, que permita dar una respuesta rápida a las situaciones de violencia, una atención individualizada y continua y un seguimiento exhaustivo de los casos, proceso que, sin duda, requiere la implicación y comunicación fluida de todos los profesionales implicados, a los que la Mesa ofrece una oportunidad de conocerse personalmente, informó la agrupación de localidades en nota de prensa.

Desde el ámbito judicial se ha puesto el acento en la clara diferenciación entre agresor y víctima y ha remarcado la importancia que para las instancias judiciales tiene contar con el apoyo de los servicios sociales especializados a niviel local, cuya colaboración e informes facilitan de forma considerable el trabajo de los jueces.