•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno del Ayuntamiento de Plasencia apoya por unanimidad las demandas de la Plataforma por el empleo "Acampados por la dignidad". Lo ha hecho apoyando dos mociones presentadas anoche por el grupo municipal de Izquierda Unida y el grupo municipal socialistas regionalistas en una sesión plenaria que se prolongó durante más de dos horas y que estuvo protagonizada por la afluencia de público y los aplausos y proclamas de los parados y de ciudadanos a favor de la gestión del equipo de Gobierno.

El portavoz de IU, Luis Miguel Ranilla, defendió en su moción las tres premisas que abanderan los desempleados placentinos: un plan de empleo regional que genere 25.000 puestos de trabajo, una renta básica mínima de 600 euros y la paralización de los desahucios. Ranillo dijo que "sin trabajo y sin casa no hay futuro" y dejó claro que se trata de una situación de "absoluta emergencia social" ante la cual las administraciones no están dando soluciones. La portavoz de UPEx, María Victoria Domínguez matizó que el apoyo a estas medidas se debe demostrar con los votos de los políticos en la Asamblea de Extremadura, ya que lo demás "son cantos al sol" y puntualizó que lo único que tiene validez son los decretos que se publican en el DOE.

Anuncios

El alcalde, Fernando Pizarro, añadió que el equipo de Gobierno municipal está de acuerdo con estas propuestas y "estamos trabajando en ello". El dirigente local afirmó que ya se ha solicitado al Gobierno regional la paralización de los desahucios y el próximo 24 de abril mantendrán una reunión con responsables del Sexpe para abordar el plan de empleo. Avanzó además que en breve se formará el comité económico y social que abordará esta situación y la intención es que también formen parte del comité representantes de los acampados.

Anuncios

Por su parte la concejala socialista Flor Prieto defendió su moción en el mismo sentido y solicitó que el presidente regional José Antonio Monago reciba a la plataforma de Plasencia tal y como se demando al dirigente extremeño en su visita a Tornavacas durante la celebración del Cerezo en Flor.

Condena Fuente del Maestre

El pleno también aprobó de manera unánime una moción de rechazo a la violencia y como apoyo al alcalde de Fuente del Maestre, Juan Antonio Barrios, tras sufrir un ataque en su vivienda en la madrugada del pasado lunes.

Mediante este escrito señalan que se considera intolerable los ataques personales e "indiscriminados  hacia cualquier representante público, que son además un atentado al sistema democrático y a lo que legítimamente estos representan". Condenan así todos los actos vandálicos, ataques y atentados contra la integridad física a cualquier representante público y en definitiva hacia cualquier ciudadano, con una condena expresa al atentado que los violentos perpetraron en el domicilio del alcalde de Fuente del Maestre.

IU dejó claro que su posicionamiento es siempre en contra de "todas las violencias" y su posicionamiento contrario a este tipo de "hechos puntuales", pero pidió también que no se criminalice a las plataformas ciudadanas que están reclamando pacíficamente sus derechos. UPEx también afirmó que no se pueden "instrumentalizar cualquier hecho aislado" y mostró su repulsa a estos ataques. Los socialistas rechazaron estos actos violentos y Pizarro matizó que la moción va en contra de la violencia, pero no se menciona ni se atribuye estos actos a ningún colectivo o movimiento, por lo que pidió a los grupos de la oposición que no incluyan en la moción datos que no aparecen.


Galería de imágenes