El delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, ha presentado esta mañana los datos de seguridad vial en la región durante una comparecencia en la que ha dado a conocer que 2012 fue el año con menos accidentes de tráfico y víctimas mortales en Extremadura.

Junto al delegado del Gobierno han comparecido el jefe de Tráfico de la Guardia Civil, el comandante Héctor Pulido; el jefe provincial de Tráfico de Badajoz, Ignacio Martínez; y la jefa provincial de Tráfico de Cáceres, Cristina Redondo.

Según López Iglesias, las carreteras extremeñas registraron el año pasado el menor índice de accidentes de tráfico y víctimas mortales. En total, se produjeron 50 accidentes mortales (aquellos accidentes de circulación en el que muere al menos una persona en las primeras 24 horas). Esta cifra se reduce en 14 si se compara con 2011 y en 16 si se compara con 2010.

Anuncios
Anuncios

En estos 50 accidentes perdieron la vida 55 personas; 12 fallecidos menos que en 2011 y 22 menos que en 2010 (víctima mortal es la persona que muere a consecuencia de un accidente dentro de las primeras 24 horas).

También han descendido los accidentes con víctimas. En 2012 se registraron 1.280, noventa menos que 2011, cuando se produjeron 1.370.

López Iglesias ha explicado que la cifra de heridos graves también se ha reducido (herido grave es la persona que a consecuencia del accidente ha resultado herida precisando hospitalización superior a las 24 horas). En 2012 hubo un total de 284 heridos de carácter grave, mientras que en 2011 hubo 317 (33 menos en 2012).

Respecto a los heridos leves, en 2012 hubo 1.543, mientras que en 2011 se redujo la cifra en 167 al registrarse una suma de 1.710.

El delegado del Gobierno ha recordado que estos datos señalan una progresiva evolución desde 2004, cuando se registró el mayor índice de accidentes y víctimas mortales. Aquel año acabó con 127 accidentes mortales (50 en 2012) y 159 personas fallecidas en las carreteras (55 en 2012).

En 2012, fue en el mes de marzo cuando se registró más víctimas mortales (ocho), seguido de junio y octubre (7 en cada mes). El mes con menos fallecidos en las vías extremeñas fue noviembre, con 1, seguido de enero y mayo, con 2 en cada mes.

"Según las estadísticas, en Extremadura tan solo existe un punto negro. Se encuentra en la provincia de Cáceres, concretamente en la N-630, entre los puntos kilométricos 464.7 y 464.8. Es una distancia de cien metros en la variante de Plasencia", ha explicado el delegado del Gobierno.

En ese punto hubo en 2012 tres accidentes que sumaron un muerto y 6 heridos: dos salidas de la calzada sin colisión y una colisión de vehículos en marcha frontolateral.

Respecto a 2011, el número de víctimas mortales se ha reducido en un 21% en Extremadura, mientras que la media nacional se ha reducido en un 12%. Junto a La Rioja, Cantabria, Murcia y Madrid, Extremadura está entre las cinco regiones que más han reducido sus accidentes de tráfico.

López Iglesias ha remarcado que a pesar de que los datos son mejores que otros años, hay que seguir trabajando para reducirlo más. "Pedimos a los conductores que no piensen que el alcohol y las drogas es lo único que origina accidentes mortales. Hablar por teléfono, escribir mensajes, no llevar el cinturón de seguridad y otras circunstancias que a veces consideramos menos importantes son muchas veces el motivo de los siniestros", ha afirmado.

Por su parte, la jefa provincial de Tráfico de Cáceres, Cristina Redondo, ha destacado que "esa evolución que siempre se busca desde la Dirección General de Tráfico está siendo positiva en la provincia cacereña". "A pesar de estos datos, en ningún caso debemos bajar la guardia, así que tenemos que seguir trabajando para que la seguridad de nuestras vías se siga manteniendo", ha señalado.

Redondo ha explicado que los meses de verano (julio y agosto) fueron los que más accidentes mortales registraron en 2012 en la provincia de Cáceres y ha señalado que "en 2012 no tuvimos fallecidos en las carreteras de nuestra provincia durante un periodo de 4 meses; algo que nunca antes había pasado".

Ignacio Martínez, jefe provincial de Tráfico de Badajoz, ha afirmado que en la provincia pacense existe el inconveniente de que el sol, en determinadas horas del día, produce demasiado deslumbramiento. "Es un problema añadido y muchos conductores afirman no haber visto a nadie cuando cruzaban por un paso de peatones, etc.", ha afirmado.

Martínez ha añadido que, en cuanto a la distribución de accidentes en la provincia de Badajoz, la mayoría se concentran en la A5 desde la capital pacense pasando por la N-430 y las carreteras que van desde Badajoz a Jerez de los Caballeros o Zafra.

El jefe de Tráfico de la Guardia Civil, el comandante Héctor Pulido, ha dado a conocer que el número de detenidos e imputados por delitos de la seguridad vial en el año 2012 fue de 914.

De esta suma, en 692 personas fueron detenidas por conducir bajo los efectos del alcohol. En 201 ocasiones fue por conducir sin permiso. Por negativa a someterse a pruebas legalmente establecidas para detección de bebidas alcohólicas o drogas se registraron 40 detenidos. Mientras que por exceso de velocidad con infracción penal hubo 18 ocasiones. "El número de detenidos e imputados ha bajado un 15% respecto a 2011", ha matizado.