•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Consorcio Extremeño de Información al Consumidor ha iniciado una campaña informativa sobre la nueva regulación del período de rebajas y con recomendaciones a la hora de realizar las compras, como salir de casa con una lista de los artículos que realmente necesiten, fijar un presupuesto de gasto y anotar los pagos que aplazarán mediante su abono con tarjeta.

Como novedad, tras las últimas medidas de liberalización comercial aprobadas por el Gobierno central, es el comerciante quien determina los períodos estacionales en que desarrollará estas campañas, que antes debían tener lugar a principios de año y en verano.

Además, es él quien fija libremente la duración de cada período de rebajas frente a la regulación anterior, cuando se exigía que tuvieran una duración mínima de una semana y máxima de dos meses.

El período de rebajas es una buena oportunidad para hacer compras a coste más reducido, aunque no hay que olvidar que la reducción del precio no debe suponer una merma de los derechos de los consumidores, de la calidad de los productos ofertados ni de las garantías que legalmente corresponden a los ciudadanos, advierte el Consorcio, que depende del Instituto de Consumo de Extremadura (INCOEX).

REBAJAS, LIQUIDACIONES Y PROMOCIONES

No todos los productos son "rebajas", pues los que estén deteriorados, los que no se han puesto anteriormente a la venta a precio ordinario o los adquiridos para ser vendidos a precio inferior al ordinario, por ejemplo, son liquidaciones, promociones u otras ofertas.

En concreto, los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante, al menos, un mes y su calidad no debe diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.

También deben mostrar su precio final junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de descuento.

Algunos establecimientos fijan unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas -como por ejemplo sobre la aceptación del pago con tarjeta o las devoluciones-, algo que está en su derecho siempre que lo indiquen expresamente.

El consumidor tiene derecho al justificante de la compra, que será necesario para cualquier cambio o reclamación, y la aplicación de la garantía debe ser siempre la misma con independencia de que el producto se haya adquirido durante las rebajas o fuera de ese periodo.

En caso de disconformidad, se aconseja hacer uso de las hojas de reclamaciones y dirigirse a cualquier organismo de consumo para informarse al respecto o formular una queja, ya sea el INCOEX, las Oficinas Municipales de Información al Consumidor, las asociaciones de consumidores o cualquier oficina del Consorcio Extremeño de Información al Consumidor.

 


Galería de imágenes