•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Comisión de Seguimiento de la Cueva de Maltravieso, reunida hoy en Mérida, ha decidido, de manera colegiada, que la Cueva de Maltravieso continúe cerrada a todos los efectos, ante la delicada situación que presenta la capa sobre la que están realizados los grabados y las pinturas rupestres, tal y como indican los informes técnicos realizados por los expertos del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE).

Estos expertos han tomado en la cueva, desde el año 2009, muestras petrográficas, microbiológicas y de temperatura y humedad, para conocer las condiciones medioambientales. Según sus conclusiones, expuestas hoy a la comisión, las pinturas y grabados rupestres, descubiertos en 1956 por Carlos Callejo, corren riesgo de desaparecer si no se recupera el equilibrio del ecosistema de Maltravieso.

Este ecosistema se encuentra muy dañado por la presencia de grandes concentraciones de bacterias y otros microorganismos que afectan a la adhesión sobre la roca de la capa en la que están realizados los grabados y pinturas y a la propia piedra. También se aprecian alteraciones de la colorimetría de las pinturas.

Según los informes técnicos del IPCE, se han registrado, por ejemplo, microorganismos con gran capacidad de adaptación que, siendo orgánicos, se están alimentando del propio mineral, para su supervivencia, o de depósitos recientes de actividad bacteriana muy intensa conocidos como "moon milk" o "leche de luna".

Para los expertos del IPCE, lo ideal ahora es no someter a las pinturas y grabados a más estrés y dar tiempo a la Cueva de Maltravieso para ver si, de manera natural, restablece el equilibrio de su ecosistema, gravemente alterado. La presencia humana, en opinión de los técnicos, no beneficiaría a la estabilidad de esta cavidad de El Calerizo.

La directora general de Patrimonio Cultural, Pilar Merino, ha indicado que la Consejería de Educación y Cultura prima la preservación del bien y "lejos de cualquier otra consideración, se aviene fundamentalmente al criterio de los técnicos, que es concluyente".

Según Merino, "continuarán los análisis, coordinados entre la Consejería y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y si se perciben cambios, se adoptarán las medidas oportunas siempre en el seno de la Comisión de Seguimiento de Maltravieso".

Esta comisión fue creada en 2008, el mismo año en el que se cerró la Cueva de Maltravieso, y esta presidida por la directora general de Patrimonio Cultural e integrada, entre otros técnicos y expertos, por miembros de la Consejería de Educación y Cultura; el Instituto de Patrimonio Cultural de España, perteneciente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; la Universidad de Extremadura; o el equipo de investigación Primeros Pobladores de Extremadura.


Galería de imágenes