•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos UPA-UCE Extremadura ha denunciado la dramática situación que vive el conjunto del sector ganadero, derivada de la sequía, que cada día se hace más acuciante, el incremento de los costes de producción y la bajada de los precios en origen para los ganaderos.

Consideran que el largo periodo de sequía que estamos viviendo ha hecho que, prácticamente desde octubre de 2011 y de manera casi ininterrumpida, los ganaderos hayan estado alimentando de manera artificial al ganado a base de piensos y forrajes cada día más caros, puesto que sus precios se han visto incrementados en torno a un 40% con respecto al último año, en la mayoría de los casos.

Además, en bastantes explotaciones ya están teniendo problemas de abastecimiento de agua para el ganado, una situación que empeora cada día que pasa sin llover.

Anuncios
Anuncios

Por su parte, los precios que reciben los ganaderos por sus productos siguen siendo demasiado bajos, por lo que en muchas ocasiones no se llega ni a cubrir los costes de producción.

Frente a esta grave situación, las pocas medidas puestas en marchas por las administraciones, tanto regional como nacional, están resultando claramente insuficientes, como por ejemplo, las prórrogas de amortizaciones a los préstamos, que no se les han concedido a la mayoría de los ganaderos que las han solicitado por parte de los bancos y por los problemas que está poniendo SAECA.

Ante esta situación, UPA-Uce exige que se pongan en marcha medidas suficientes para salir de esta crisi, como por ejemplo las propuestas por UPA a nivel nacional en la reunión que ha mantenido con el Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, en el mes de agosto.

Por una parte, UPA propone la utilización del dinero procedente de la modulación para crear un fondo de crisis que contribuya a paliar la crisis del sector ganadero, en lugar de destinarlo a desarrollo rural. En segundo lugar, es necesaria la financiación y refinanciación de la deuda de los ganaderos, ya que existen grandes dificultades por la situación de bancos y cajas y el grado de endeudamiento de muchos ganaderos es elevado.

Además, es necesario que se permita la utilización de proteínas cárnicas  en la alimentación de animales monogástricos (cerdos y aves) para poder disminuir así los costes de producción. En definitiva, UPA-Uce exige a las administraciones que dejen de mirar hacia otro lado y atiendan las demandas del sector ganadero, que está viviendo una situación dramática y que puede ir a peor si continúa el periodo de sequía.

Para trasladar estas demandas, UPA-Uce pedirá en los próximos días una reunión a la administración regional. Y para mostrar su apoyo al sector ganadero extremeño, una representación de UPA-Uce Extremadura, en cabezada por su secretario general, Ignacio Huertas, participará hoy en la inauguración del Salón del Ovino en Castuera.

Será una cita marcada por la crisis en el sector, en el que hay que recordar que el descenso en la cabaña de ovino regional ha sido de un 7,8% del año 2010 al 2011. Esto supone que de 3.800.000 cabezas de ganado, la región ha pasado a tener 3.500.000.

 


Galería de imágenes