•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos UPA-Uce Extremadura ha mostrado hoy su "rechazo frontal" a la propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) para modificar la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos comercializados en España (RD 1469/2007).

Según ha explicado en rueda de prensa el coordinador de Ganadería de UPA-Uce, Antonio Prieto, con la propuesta del MAGRAMA, el 90% del porcino que se produce en Extremadura dejaría de ser "ibérico", ya que la región es una de las que cuenta con una mayor censo de porcino de cebo, con una pureza racial del 50%, mientras que el Ministerio propone aumentar este porcentaje de pureza racial al 75%, con lo cual, el resto quedaría fuera de esta denominación, lo que supone un "ataque directo al sector en Extremadura, no sólo a los productores, sino también a la industria".

Como ejemplo, Antonio Prieto ha citado los datos del último censo existente, donde se cifra en 864.920 los cerdos ibéricos comercializados en 2011 en la región. Según la modificación de la Norma propuesta, de esta cifra sólo se catalogarían como "ibéricos" 220.000, que serían de bellota (207.700) y de cebo al 75% (12.300), como propone en Ministerio. El resto ya no sería "ibérico".

UPA-Uce tampoco está de acuerdo con las modificaciones en el ‘factor racial'. "En la nueva propuesta se exige que la madre y el padre sean ibéricos puros o cruzados con ‘duroc', pero lo ideal sería no modificar este aspecto de la Norma, que establece un mínimo del 50% de sangre ibérica, siempre que la madre sea pura", ha explicado Prieto.

En cuanto a la ‘calificación racial', la propuesta del Ministerio dice que todas las reproductoras ibéricas puras deberán estar inscritas en el Libro Genealógico de la raza porcina ibérica. Sin embargo, "lo que hay que asegurar es la pureza racial independientemente de que el animal esté inscrito en un libro o no", ha criticado el coordinador de Ganadería de UPA-Uce.

Además, UPA-Uce ha denunciado que uno de los principales motivos para la modificación de la Norma es que los controles "no han funcionado correctamente", mientras que en la propuesta del Ministerio "no se habla de este problema".  "Si no hay refuerzo de los medios de control, tanto en el nacimiento como en los mataderos y puntos de venta, la modificación de la Norma habrá sido inútil", ha resumido Prieto.

En este contexto, UPA-Uce ha criticado la forma en la que ha llegado la información de esta propuesta al sector, puesto que el MAGRAMA "no ha convocado a las Organizaciones Profesionales Agrarias para presentar su propuesta". UPA-Uce la ha conocido a través de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI), de la cual forma parte.

De la misma forma, Prieto ha cuestionado que la Consejería de Agricultura del Gobierno extremeño, 10 días después de haberse reunido con el Ministerio, "todavía no ha convocado al sector en la región para informar sobre la modificación de la Norma de calidad", en lo que ha calificado como una "falta de respeto al sector".


Galería de imágenes