•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Oficina de Igualdad de la Mancomunidad Sierra de San Pedro, conjuntamente con el IMEX y la Subdelegación del Gobierno de Cáceres, trabajarán conjuntamente para favorecer la coordinación entre los distintos profesionales que, de manera directa o indirecta, están implicados en la prevención y la intervención en materia de igualdad y violencia de Género.

Así se ha arrojado en el informe realizado por la Oficina de la Mancomunidad tras la celebración, en la localidad de Valencia de Alcántara, de la II Mesa de Coordinación de profesionales contra la violencia de género, a la que han asistido miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad, tanto del estado como locales, Técnicos del área de Servicios Sociales de la Mancomunidad y sus Ayuntamientos y personal de centros educativos.

En dicho informe, se expone la pertinencia de proporcionar unas pautas comunes para la detección de casos de violencia de género y de adaptar dichas pautas a las funciones de las distintos agentes que, sobre el territorio, trabajan en su prevención e intervención.

Para ello, todos los profesionales coinciden en la necesidad de establecer una coordinación permanente, continuar con la formación especializada en violencia de género y definir conjuntamente protocolos de actuación comunes, punto este último, que se desarrollará con mayor profundidad en la próxima Mesa de Coordinación prevista para finales del año 2012.

En el lado de las fortalezas, la Oficina de Igualdad de la Mancomunidad destaca la presencia en el territorio de recursos conocidos y de profesionales, de distintas áreas, implicados en la lucha contra la desigualdad y la violencia de género, circunstancias ambas que permiten tanto una atención individualizada multinivel, como la puesta en marcha de iniciativas preventivas en las que se está consiguiendo implicar a todos los agentes sociales que, directa o indirectamente, pueden incidir en la concienciación ciudadana.

Según Rodrigo Nacarino, presidente de la Mancomunidad, "el compromiso de las distintas Administraciones y la coordinación de los profesionales implicados en la lucha contra la violencia de género son requisitos imprescindibles para erradicar esta lacra que atenta directamente contra los fundamentos en los que debe basarse nuestra sociedad".