•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La cooperativa La Milagrosa, de Monterrubio de la Serena (Badajoz), ha cosechado un récord de producción en la última campaña con la recolección de casi 8 millones de kilos de aceitunas de las variedades picual y cornezuelo, según un informe elaborado por los servicios técnicos de la sociedad.

La cooperativa, que comercializa parte de su producción a través de la Denominación de Origen Protegida Aceite Monterrubio, ha recolectado 6,9 millones de kilos de aceitunas mediante el sistema de recogida al vuelo. Esta producción permitirá la elaboración de 1,3 millones de kilos de aceite de oliva virgen extra mediante mecanismos mecánicos que, con su extracción en frío, garantizan la obtención de aceites de gran calidad.

Además, la sociedad ha recolectado 0,7 millones de kilos de aceitunas procedentes de olivares ecológicos que permitirán la extracción de 120.000 kilogramos de aceite obtenido mediante la utilización de prácticas agrícolas tradicionales respetuosas con el medio ambiente y la seguridad alimentaria. Este aceite es certificado por el Consejo Regulador Agroalimentario Ecológico de Extremadura (CRAE) y proviene de 500 hectáreas de olivar de la zona geográfica de Monterrubio de la Serena.

El gerente de La Milagrosa, Juan Carlos Medina, destacó la buena campaña desarrollada y valoró como aspecto positivo el hecho de que se haya reducido a niveles prácticamente insignificantes la producción de aceite lampante proveniente de la aceituna recogida en el suelo y cuyo índice de acidez supera los 2º.

Medina explicó que se ha producido un incremento importante de la producción con respecto a la campaña anterior, en la que se recolectaron 6,3 millones de kilogramos de aceituna que permitieron la elaboración de 1,1 millones de kilogramos de aceite de oliva virgen extra.

La campaña se ha desarrollado entre el 14 de noviembre y el 26 de enero y se ha caracterizado por la ausencia de precipitaciones. Uno de los aspectos más llamativos ha sido la rapidez en la recolección como consecuencia de un mayor nivel de mecanización en el olivar, lo que ha contribuido a incrementar el volumen de aceitunas recogidas al vuelo y a evitar la caída del fruto al suelo y, como consecuencia, a extraer aceites con menor acidez y mayor calidad.


Galería de imágenes