•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Obra Social de Caja Extremadura continuará ayudando a los Obispados de Coria-Cáceres y Plasencia a través de un acuerdo firmado por el que la entidad donará 115.000 euros a cada diócesis.

El presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo, ha calificado de "muy satisfactorio" la firma de este convenio, pues, demuestra que, a pesar de la fusión con otras cajas, "la Obra Social está fuera de riesgo y seguirá trabajando incluso mejor". Además, la donación se hace con plenas garantías, aseguró Bravo, ya que "es un dinero magníficamente empleado, que destinan a fines que todos debemos apoyar".

Los obispos agradecieron esta donación, Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Plasencia, bromeó diciendo que, siendo los obispados de Coria-Cáceres y Plasencia los fundadores de la caja y ahora presidentes honorarios, "algo debían tener de honorarios", refiriéndose a la aportación para los proyectos sociales de las diócesis.

Anuncios
Anuncios

Francisco Cerro agradeció "inmensamente" a la entidad esta ayuda y calificó de "buena noticia que -la ayuda- dure y que vaya para tiempo". Está claro para él que las ocho residencias de ancianos de la diócesis y sus diversas obras asistenciales y sociales, entre ellas "Proyecto Hombre", en colaboración con la diócesis hermana de Plasencia, también lo agradecerán.

Amadeo Rodríguez, por su parte, pensaba en lo importante que es esta ayuda para seguir financiando el cuidado, restauración y mantenimiento de infinidad de templos y centros de los pequeños pueblos de la diócesis placentina a los cuales las ayudas institucionales de otro tipo no llegan, pues, estas sólo llegan, "cuando llegaban", a los "grandes templos".

Por eso realizaba la petición expresa al presidente de la Caja de "que esto siga". Víctor Bravo insistió en que "nos gustaría colaborar con más" pero que no era posible.

En los 115.000 euros para cada diócesis van también incluidas las peticiones que recibe la Caja de entidades más pequeñas dentro de las diócesis y que, reconoce, a veces provoca un poco de presión a los obispados, encargados de la distribución.


Galería de imágenes