•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Federación Provincial de la Pequeña y Mediana Empresa de Construcción de Cáceres (Pymecon) ha manifestado su descontento y malestar con la actuación de la administración pública en relación con "el parón que está sufriendo la licitación de obra pública".

El gerente de Pymecon, José Luis Iglesias, ha denunciado que desde que empezó la precampaña electoral, el pasado mes de marzo, la obra pública en Extremadura se ha visto reducida de manera considerable, una situación que se mantiene en la actualidad.

Iglesias ha señalado que los grandes licitadores de la región (Junta, Diputaciones y las Confederaciones Hidrográficas del Tajo y el Guadiana) así como el resto de empresas públicas han reducido "drásticamente" el volumen de obras sacadas a licitación.

Anuncios
Anuncios

En comunicado, Pymecon destaca que el departamento encargado de remitir la información semanal sobre obras a los afiliados ha detectado un escaso volumen de obras "hasta el punto de que ha habido semanas en las que no ha salido ninguna obra a licitación, hecho que no se conocía en los 25 años de existencia de la Federación". A juicio de Pymecon, desde que comenzó la crisis económica se ha "demonizado" al sector de la construcción "al que en algunos medios se llega incluso a responsabilizar en gran parte de la coyuntura actual".

Por ello, la federación quiere hacer público este hecho con objeto de que las partes implicadas traten de aportar soluciones de la manera más rápida posible "ya que no salen obras a licitación, no hay concursos y las empresas que mantenían sus plantillas gracias a la obra pública ven recortada su principal fuente de trabajo".

Esto, según Iglesias, coloca a muchas de las empresas que aún sobreviven ante un futuro "muy incierto" y, "lo que es peor, agudiza las más que preocupantes cifras de desempleo en el sector, ya de por sí muy negativas".

Los diferentes planes gubernamentales apostaron por la obra pública debido al descenso de la iniciativa privada. "Si ahora también nos quedamos sin obra pública, todo se complica en exceso", reconocen los afiliados a Pymecon.

Por otra parte Pymecon ha reiterado su denuncia sobre la dificultad de acceso al crédito, un hecho que "complica aún más, la difícil situación por la que atraviesa el sector" y ha subrayado que las entidades financieras "mantienen cerrado a cal y canto el grifo de la financiación, lo que ahoga a las pocas empresas que pretenden llevar a cabo iniciativas de construcción".

Ante esto, Pymecon ha demandado la búsqueda "inmediata" de los recursos y fórmulas necesarias para poder mantener unos mínimos de inversión que, al menos, posibiliten la contratación de nuevas obras que generen empleo y riqueza y faciliten la reactivación "de un sector clave y estratégico para volver a la senda del crecimiento y la recuperación económica".

De lo contrario, la Federación augura "un más que preocupante horizonte, en el que un gran número de empresas que aún subsisten se verán abocadas a su cierre definitivo".


Galería de imágenes