•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Organización Interprofesional del Tabaco de España (OITAB) ha llamado la atención sobre la posible amenaza que supondría para la continuidad del cultivo del tabaco en España si se aplica la futura directiva europea que pretende la supresión de los ingredientes añadidos al tabaco en la elaboración de los cigarros.  

El presidente de OITAB Nicasio López Bote ha manifestado en Radio Interior que de concretarse y aprobarse la nueva normativa de Bruselas sería "el fin de las variedades de tabaco que se cultivan en Extremadura" y se pondría en peligro el futuro de 20.000 familias en la región.

Con esta supresión de los ingredientes añadidos se abocaría a la desaparición de la variedad Burley, que representa el 20% de la producción total de hoja de tabaco y provocaría una reducción drástica de la producción de tabaco Virginia, reducción que se situaría en niveles que harían también insostenible dicha variedad de tabaco.

López Bote recuerda que no es la primera vez que la CE se pasa por alto la opinión de los agricultores tabaqueros e ignora la importancia de este cultivo en una comunidad como la extremeña. El colectivo ha pedido la implicación y apoyo de las administraciones, especialmente las extremeñas y les ha solicitado que defiendan a un sector del que dependen un gran número de familias en toda España.


Galería de imágenes