•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los primeros festejos taurinos populares por las calles de Moraleja han concluido esta mañana de jueves sin ningún herido por asta de toro, aunque los servicios médicos tuvieron que atender ayer noche a una persona con un esguince en un pie.

Las vaquillas, encierro y lidia del toro del aguardiente se han celebrado con total normalidad y con expectación esta pasada madrugada al ser la primera vez en las fiestas de San Buenaventura que el toro del aguardiente se suelta por las calles de la villa. 

Anuncios

En primer lugar el encierro del toro y una vaca se celebró a las 05.00 y fue la vaca la que fue abriendo la manada, posteriormente y tras la lidia de la vaquilla por las calles, se soltó el toro del aguardiente a la plaza y 15 minutos después se abrieron las puertas aunque el animal se resistía a salir y hubo que utilizar la pica. 

Anuncios

El toro se movió por la zona vallada, en algunos momentos hubo que utilizar de nuevo la pica para que se quedase parado en zonas como la confluencia de la calle López Hidalgo, con calle Pizarro. El animal rompió un escaparate de la calle López Hidalgo al ser citado por los mozos y sobre las 7 de la mañana fue recogido por los pastores.

Por otra parte, ayer tarde tuvo lugar el encierro y la posterior suelta de dos vacas al estilo tradicional a las 21:00 horas por las calles del recinto, en el que no hubo que lamentar ningún herido por asta de alguna de las reses. Solamente los servicios médicos tuvieron que atender a una persona con un esguince, según han informado, el responsable de los servicios médicos.


Galería de imágenes