•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cientos de aficionados han participado esta tarde en el primer encierro ecuestre con mansos que la Comisión de Festejos de La Moheda de Gata ha organizado como novedad en el programa de San Isidro Labrador, patrón de este pueblo de colonización que se fundaba en 1954 y que depende de Gata.

Los jinetes recorrieron, en unos 45 minutos y acompañados de los mansos, un trayecto de 4 kilómetros y 300 metros que concluyó sin incidentes. Se trata de un itinerario que discurre por un paisaje eminentemente agrario y ganadero y que parte de la Finca Campanario, propiedad de Joselito. Al acto, organizado por primera vez en La Moheda de Gata, fueron invitados caballistas de Moraleja, Hoyos, Coria, Torrrejoncillo, Santibáñez El Alto y Calzadilla, entre otras poblaciones cercanas.

Los bueyes, de la popular ganadería de Enrique Serrano, protagonizaron un encierro limpio que se adentró en el casco urbano por la calle Extremadura, ante la expectación de cientos de aficionados que se dieron cita en La Moheda. Tras recorrer la Plazuela del Agua, la comitiva llegó a la plaza de los Toros, que se instaló en los corralones de las antiguas escuelas, donde también se colocaron varios remolques de tractores para que el público pudiera contemplar la lidia popular de las reses bravas.

Anuncios
Anuncios

Además, en el albero se dio suelta a una vaca brava y a un astado de la afamada ganadería de Yerbabuena, propiedad del popular José Ortega Cano. Se registró llenó absoluto en el tendido que disfrutó de una tarde festiva y multitudinaria con aficionados llegados desde Montehermoso, Coria, Moraleja, Villasbuenas de Gata, entre otras poblaciones cercanas. La fiesta estuvo amenizada con la música de una charanga.


Galería de imágenes