•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A pocos días de la Semana Santa, el área de Servicios Municipales del Ayuntamiento de Plasencia inicia este domingo, día 10 de abril, un dispositivo especial limpieza de todas aquellas calles del recinto intramuro que forman parte del recorrido procesional y que se prolongará hasta el día 16 de abril.

Para comenzar este dispositivo, este domingo está previsto que la nueva fregadora baldee la calle del Sol y limpie a fondo  esta vía al objeto de devolver el color original  del pavimento, "para que luzca perfecto", indica la edil responsable de la concejalía.

Según informa el ayuntamiento en nota de prensa, tras esta primera fase, puntualiza Blázquez, le toca el turno a los chicles. Así, lo operarios de la brigada de limpieza, tal y como ya hicieran la semana pasada en la calle del Rey, pasarán con la maquina denominada decapadora a lo largo de toda la vía al objeto de  eliminar, en primera instancia, los chicles que tanto afean el pavimento.

 Posteriormente y en una tercera tanda, los operarios utilizarán la pistola de hidrolavado de alta presión que limpia en profundidad y combaten los cientos de chicles que en una primera fase no se hayan eliminado por estar muy adheridos al suelo.

Estas máquinas, explica Blázquez, utilizan agua caliente y unos químicos especiales que despegan y aspiran rápidamente el chicle. La edil ha aprovechado la ocasión y hace un llamamiento a todos lo ciudadanos para que no arrojen los chicles al suelo ya que, "es evidente que deslucen las calles con motas negras que afean considerablemente el entorno".

 Y ha añadido que es una pena ver cómo después de remodelar 17 calles del casco histórico, "muchas presentan esos puntos negros, de ahí que insista y pida a los ciudadanos que tiren las gomas de mascar a la papelera".

Esta misma operación se repetirá en el resto de las principales arterias de la ciudad en el recinto intramuros. El calendario que se ha establecido es el siguiente: este domingo, la calle del Sol; el lunes le toca el turno al rincón de San Esteban; el martes, la calle de Las Claras; el miércoles la calle Talavera; el jueves, de nuevo las calles del Rey y Santa Ana; el viernes, la calle Zapatería; y el sábado para terminar, la calle de los Quesos hasta llegar a la Puerta de Berrozana.

Además, durante los fines de semana habrá un aumento de  plantilla en el casco histórico; de los 4 operarios actuales se sumarán otros seis efectivos, con lo cual, un total de 10 personas barrerán y limpiarán las principales arterias de la ciudad.

El objetivo de esta campaña, subraya Blázquez, es poner en valor "el corazón de la ciudad", uno de los espacios urbanos más transitados de la ciudad durante estos días, sin olvidar, puntualiza, los barrios, que continuarán con la limpieza habitual.

Por otro lado, Blázquez informa que el horario de tirar la basura a los contenedores cambia para habituarse a la nueva temporada de nueva a doce, en el periodo nocturno.