•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Fruto de la movilización vecinal en las comarcas de la Serena y Campiña Sur se ha constituido la asociación, sin ánimo de lucro: Panacex, Patrimonio Natural y Cultural de Extremadura, que con "absoluta independencia ideológica y económica, va a promover y defender los valores naturales, paisajísticos, culturales y turísticos de la región extremeña".

La primera medida acordada por su Junta Directiva, es la denuncia pública y posterior defensa en sede administrativa y judicial del "expolio" que, al patrimonio medio ambiental, turístico y paisajístico, puede suponer "la posible instalación de más de 250 polígonos eólicos, actualmente en trámite de autorización previa, con miles de molinos que invadirán el territorio".

La asociacion considera que Extremadura sólo consume la cuarta parte de la energía que produce y, además, se quieren crear numerosos parques eólicos "con el único objeto de que intereses privados se aprovechen de las suculentas primas que se ofrecen a las energías renovables y que pagaremos entre todos los españoles, al recibo de la luz me remito".

Anuncios
Anuncios

Según Panacex, Extremadura no necesita producir más energía; "necesita proyectos económicos que generen empleo y no proyectos que sólo beneficien a los empresarios que los proyecten, vendan o instalen". El colectivo considera que es falso que los proyectos eólicos vayan a generar empleo estable, "las compensaciones legales establecidas son ridículas e inciertas, pues convierten a los ayuntamientos en socios al 5,6% de un negocio que no controlan y que, de no haber viento, como ya ha ocurrido en Inglaterra en el 50% de sus parques eólicos, no producirá más que contaminación visual y medioambiental".

Para esta asociación, las energías renovables serían bienvenidas en los sitios adecuados, "si su instalación implicase el cierre de las centrales que producen energía contaminante o nuclear, pero eso no está previsto. Peor aún, se quiere construir en Extremadura unas centrales térmicas también. Es decir, quieren vender, en beneficio de terceros, el único patrimonio que tenemos, nuestra espléndida naturaleza".

Para este grupo ciudadano, los criterios seguidos por la Junta "están muy alejados del respeto al medio ambiente, de la defensa de la valiosa población de avifauna, y de la preservación de los recursos turísticos".

Entre los ejemplos "más escandalosos destaca la Sierra de Gata, allí se van a construir varios parques eólicos en una zona conocida por su belleza, por sus casas rurales y su gran potencial turístico". Es además un ecosistema de enorme valor para la biodiversidad, que alberga linces ibéricos entre otras especies amenazadas como son los buitres negros, las cigüeñas negras, y una población de águilas grandes de cuatro especies diferentes. Allí fueron encontrados unos excrementos de lince, los cuales dieron positivos en un análisis de DNE según reconoce la Junta de Extremadura al aprobar el documento "Estrategia para la Conservación del Lince Ibérico" (2008).

Otro ejemplo, según la asociación, son los proyectos eólicos que rodean la ciudad monumental de Plasencia, tan cerca del casco antiguo que los turistas verán los aerogeneradores asomarse por encima de los tejados de las iglesias y demás monumentos.

En las Directrices de la Sociedad Española de Ornitología (SEO), se advierte que las grandes águilas y los alimoches peligrarán si se construyen parques eólicos a menos de 15 kilómetros de sus nidos.

En el año 2009 la propia SEO dio la voz de alarma en su campaña "Salvemos a Extremadura ya". En ella denunció unos proyectos eólicos "de alto riesgo para especies protegidas tales como el buitre negro, águila imperial, cigüeña negra, águila-azor perdicera y cernícalo primilla, entre otras".

Panacex se suma a esta campaña de la SEO contra la pésima política eólica extremeña, la cual contribuye a la destrucción del medio ambiente en vez de defenderlo como pretende la Junta.

"En nombre de la energía presuntamente limpia no vale todo. No sirve apostar por la energía eólica en cualquier sitio ni a cualquier precio. En Extremadura ya tenemos bastante energía, déjennos defender ahora el paisaje, el medioambiente, el turismo y el empleo".


Galería de imágenes