•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El equipo de gobierno de Moraleja ha anunciado que propondrá mejorar la instalaciones de limpieza de las piscinas naturales de la Rivera de Gata, al objeto de evitar "la malísima calidad del agua que el PP permitió el pasado año, y que produjo afecciones dérmicas, e incluso llevó a la prohibición del baño a finales de verano". 

El ayuntamiento está elaborando un proyecto en el que se diseñan las medidas necesarias para que las aguas de las piscinas naturales tengan una mejor calidad que hasta ahora, y conseguir los permisos pertinentes para declarar la piscina natural como zona de aguas de baños.

Entre otras acciones, se pretende mejorar la zona de pretratamiento, que en la actualidad retiene los sobrenadantes en un cestillo y, tras un tiempo de residencia, un cepillo eléctrico los vuelve a depositar a la piscina, "con un resultado nefasto para la calidad de las aguas".

Según ha informado la Oficina de Prensa del PSOE Provincial de Cáceres, en la legislatura en la que fue Teresa Roca fue alcaldesa el grupo socialista contemplaba en este proyecto un sistema para limpiar y filtrar el agua de la Rivera de Gata en su entrada a la piscina natural, "que el PP permitió que se incumpliese".

Con este nuevo sistema se reducirá la principal contaminación detectada, previsiblemente debida al aporte de algas, fundamentalmente cianobacterias, debido a las condiciones eutróficas del embalse del río, y que se manifiestan en forma de sólidos suspendidos y de crecimientos incontrolados, una vez estancadas las aguas en la piscina, con el consiguiente aumento de turbidez y la reducción del oxígeno disuelto y el aumento de septicidad y olores que conlleva.

Con esta iniciativa se pretende localizar las causas de la mala calidad de las aguas de las piscinas naturales, y así poder dar las soluciones que permitan su uso y disfrute a los ciudadanos con un mínimo de calidad.


Galería de imágenes