•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La UCE, Unión de Consumidores de Extremadura, ha denunciado que el precio del agua se incrementa hasta casi un 73% en las ciudades extremeñas donde el cobro de la factura se realiza de forma trimestral, de acuerdo un estudio en el que se han comparado las cuatro ciudades "más populosas" de cada provincia.

El estudio arroja que el pago trimestral del agua se realiza en las localidades de Almendralejo, Mérida, Badajoz y Plasencia, mientras que en Don Benito, Cáceres, Miajadas y Navalmoral se efectúa cada dos meses, según ha informado UCE-Extremadura en nota de prensa.

En todas estas localidades el precio del agua es una tasa excepto en Badajoz, donde se mantiene como "precio público" y depende de la Comisión Regional de Precios de la Junta de Extremadura, algo que UCE considera "excepcional" y "positivo para los usuarios pacenses, ya que "garantiza que los precios no subirán por encima del IPC del sector". Lo "único" que ha tenido en cuenta el estudio es el precio del metro cúbico de agua en función de los diferentes bloques en que se divide su consumo, para lo que se hallado el coste de 19,20 metros cúbicos en las cada una de las ciudades, ya que dicha cantidad es la que "gastaría una familia de cuatro miembros en un mes".

Anuncios
Anuncios

El análisis, cuyo objetivo es determinar el incremento del precio de agua según la periodicidad del pago, revela en las ciudades donde el cobro es bimestral el aumento "más significativo" se encuentra en Miajadas, donde el precio crece un 34,53 por ciento "cada dos meses", mientras que en Cáceres la variación es "casi inapreciable" y "no supera el 1,9 por ciento.

UCE-Extremadura ha señalado que comparar por localidades el coste del ciclo integral del agua resulta "casi imposible" debido a las diferencias entre los servicios o zonas geográficas, que a su vez obedece a la disponibilidad, calidad y proximidad de los recursos hídricos, y a los procesos de captación, potabilización y depuración. Así, desde el punto de vista económico, el ahorro de agua "merece la pena" no sólo por consumir menos metros cúbicos, sino porque "más del 40 por ciento" del agua que se consume es caliente, lo que requiere una energía que tiene un valor "superior a cinco veces el coste del agua".

La Unión de Consumidores ha indicado que, "según el Instituto Nacional de Estadística (INE)", en España una persona consume en una medía de 160 litros diarios de agua para uso doméstico, de manera que la familia media española, formada por cuatro miembros, consume una media mensual de 19,20 metros cúbicos de agua.

Por ello, la entidad ha considerado "necesario" que los suministradores apliquen tarifas "progresivas" que penalicen los metros cúbicos en exceso, "algo que nunca ocurre", en las que se tenga en cuenta, por ejemplo, a las familias numerosas.

Para la Unión de Consumidores de Extremadura, las penalizaciones que imponen algunos ayuntamientos en el consumo de agua del primer al segundo bloque son "exageradas" y "desproporcionadas", y añade que "máxime" cuando el primero de ellos "no supera" los 12 metros cúbicos. Al respecto, ha explicado que el Ayuntamiento de Plasencia incrementa el precio en un 270 por ciento cuando el consumo supera los 12 metros cúbicos, y que el de Almendralejo lo hace en un 130 por ciento.

Con todo, ha sostenido que "sólo pueden beneficiarse" de dichos precios las personas que vivan solas, ya que "según los datos medios del INE" estas consumirían unos 14 metro cúbicos al trimestre, mientras que las familias ser verían "perjudicadas", ya que "en todos los casos superan el primer bloque al estar formadas por más de un miembro".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo medio de 80 litros de agua por día y persona, para cubrir las necesidades vitales y la higiene personal. Según la UCE, de seguir esta recomendación, se seguiría penalizando a los usuarios Almendralejo o Plasencia, donde trimestralmente se gastaría 29,2 metros cúbicos. UCE-Extremadura ha considerado que lo "lógico" para "no entrar en penalizaciones excesivas" por consumo que se producen en periodos largos de pago, sería pagar la factura del agua como máximo cada dos meses y que "al menos" el primer bloque incluyera los primeros 30 metros cúbicos.

Asimismo, de acuerdo con la Ley de Aguas, los ayuntamientos deberían tener en cuenta el número de personas que conviven en el domicilio familiar, e incentivar a las familias a que contribuyan con el medio ambiente, a través de precios "más reducidos".


Galería de imágenes