•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Federación de Regantes del Tajo (Fertajo) y las organizaciones agrarias UPA-UCE y ASAJA Extremadura siguen adelante con la movilización prevista para este martes día 1 de marzo en Plasencia.

Ante la sede de la Confederación Hidrográfica del Tajo, miles de regantes se manifestarán para protestar por la subida de las tarifas impuesta por dicho organismo. La confederación ha pasado al cobro a los regantes las tarifas de utilización de agua y cánones de regulación del 2010, que "suponen una subida del 48% para los regantes del Alagón, del 34,26% para los del Arrago, del 36,7% en Rosarito y del 13,45% en Valdecañas".

Unas subidas que para los regantes son "inasumibles por los agricultores", teniendo en cuenta la situación actual de crisis por la que atraviesa el sector, con unos costes de producción cada vez más altos y los bajos precios que cobran los agricultores por sus productos.

Ante esta situación, y al no obtener una respuesta clara por parte de la presidenta de la confederación, los regantes, apoyados por ASAJA y UPA-UCE, pedirán este martes la paralización de las tarifas y canon de regulación de la campaña 2010, así como la participación de las comunidades de regantes en la formación y elaboración de las tarifas de riego y canon de regulación.

Al mismo tiempo, pedirán que se excluyan de las tarifas y canon de regulación los costes de las obras financiadas con fondos europeos (FEDER) y el coste de mantenimiento de los caminos de servicio, así como la eliminación de la sobretasa del 4%. Por otra parte, con esta manifestación, los regantes quieren que se reconozca el carácter social de los regadíos en la provincia de Cáceres.

Para todo ello consideran imprescindible elaborar un plan de viabilidad para las zonas regables y apoyar el mantenimiento y la conservación de la red.

Por último, exigen soluciones a los gastos de energía eléctrica de las elevaciones y que la Confederación ejecute las obras de modernización de regadío que le corresponden, con lo que se conseguiría un ahorro del 20% del agua.