•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Mérida han concluido exitosamente una operación policial contra la venta fraudulenta de piezas de oro y joyas, procediendo a la detención de siete personas y a la imputación de seis, entre los que se encuentran hombres, mujeres y varios menores de edad.

El Cuerpo Nacional de Policía es el encargado de controlar los establecimientos que, de manera legal, se dedican a la compra-venta de oro, joyas y metales preciosos, pagando dichas piezas a sus clientes según el valor de cotización del gramo de oro, por si alguna de estas operaciones fuera utilizada como canal para dar salida a efectos valiosos que fueran fruto de robos, estafas, apropiaciones indebidas y demás delitos contra la propiedad y el orden socioeconómico.

En el ejercicio de dicha actividad, desde hace cuatro meses, los agentes policiales detectaron diversas operaciones fraudulentas en las que no existía una clara correspondencia entre los efectos vendidos y la persona que figuraba como vendedor.

Tras las oportunas gestiones de investigación, determinaron que se trataban de ventas fraudulentas, siendo, en la mayoría de los casos, personas que hurtaron piezas de oro del interior de sus propios domicilios o a otros miembros de su familia; personal del servicio doméstico que, aprovechando su condición, sustrajeron joyas del domicilio donde trabajaban; incluso, en algunos casos, menores de edad que sustraían las piezas, han utilizado a personas mayores de edad, que aparecían en los documentos de venta, para así poder deshacerse del oro sustraído.

Con esta operación se han recuperado un total de 125 piezas de oro y joyas, con un valor de venta recuperado de más de 6.000 euros. A lo largo de la operación se procedió a la detención de 7 personas, 5 hombres y dos mujeres, de entre 19 y 49 años de edad, y a la imputación de 6 más, entre los que se encuentran varios menores de edad.

Tras la tramitación del pertinente atestado policial, todos los detenidos pasaron a disposición judicial, quien decretó su puesta en libertad con cargos.