Literatura y pintura, dos campos que se funden en la obra "La pluma y el espino" que han presentado la Vicepresidenta de la Diputación y Ddiputada de Cultura Silvia González, junto con la Directora General del Instituto de la Mujer en Extremadura, María José Pulido y el autor de las ilustraciones, Hilario Bravo.

Un homenaje a Carolina Coronado en el centenario de su muerte acontecida en Lisboa en 1911. "Esta mujer, nacida en Almendralejo y adelantada a su tiempo, -ha señalado González- es una de las plumas más importantes dentro del panorama poético. Contra viento y marea consiguió ocupar un lugar destacado en un mundo vetado a las mujeres. La Diputación de Cáceres no ha dudado en unirse a este homenaje junto con otras instituciones y entidades privadas de la región."

La obra completa consta de dos publicaciones. Por una lado una selección de veinte poemas de "Doña Carolina" como así le gusta referirse a la poetisa el autor de la selección y también de las ilustraciones que acompañan a los poemas, el artista Hilario Bravo, y la segunda obra está formada por  las doce láminas, de forma individualizada, que acompañan a los poemas.

Anuncios
Anuncios

Silvia González también ha señalado la magnífica calidad de la obra en la que fondo y forma han sido seleccionados y elaborados con el mayor esmero posible. Otro de los aspectos destacados de la poetisa ha sido su rabiosa actualidad. "Una mujer que denunciaba ya en sus versos la violencia contra las mujeres" ha concluido la diputada provincial.

Por su parte, la Directora General de la Mujer, María José Pulido, además de resaltar la calidad y el atractivo de la obra ha puesto énfasis en la importancia de que un hombre de hoy, artista, rescate a una mujer del ayer, también artista, en una creación capaz de conjugar y compatibilizar el tiempo y diferentes expresiones artísticas. "Desde el Instituto siempre hemos defendido que se oigan las voces de mujer en el mundo del arte."-  Ha señalado Pulido- "Las niñas de hoy necesitan referentes de mujeres que alcanzaron su sueño y Carolina Coronado lo alcanzó".

El punto final a la presentación lo ha marcado el autor de las ilustraciones Hilario Bravo. Color y romanticismo han sido los dos ingredientes con los que ha trabajado en la obra y la selección se ha basado en aquellos en los que ha descubierto más "expresión vital".

Cinco facetas han sido determinantes para conseguir esa "expresión vital": compromiso, naturaleza, vertiente amorosa, faceta humorística y romanticismo.

"Romántico en aquella época -ha indicado H. Bravo- era un firme compromiso que tenían sobre la conciencia del yo y una identidad autónoma frente a la universalidad. El romántico se define como una especie de sacerdote entre la naturaleza, entre el cosmos, entre el pensamiento y las personas".

Las doce obras originales están expuestas en el Complejo Cultural San Francisco de la Diputación de Cáceres hasta el próximo día 20 y el jueves, 10 de febrero, a las 20.00 horas Hilario Bravo tiene una cita con todos los que se quieran acercar a conocer e intercambiar puntos de vista con el autor.


Galería de imágenes