•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) ha recibido con decepción el contenido del pre-acuerdo alcanzado entre sindicatos y Gobierno para la reforma del sistema de pensiones, ya que, si bien incluye el reconocimiento del tiempo dedicado al cuidado de los hijos a efectos de cotización, éste viene limitado a un máximo de 2 años o, en la práctica, 2 hijos.

Sindicatos y Gobierno han acordado inicialmente que los padres y madres que interrumpan su vida laboral durante un tiempo para dedicarse al cuidado de hijos podrán sumar 9 meses por cada hijo a su cotización, pero hasta un máximo de dos años, lo que supone no poder reconocer más que a dos hijos (o dos hijos y medio) y, por tanto, no tener en cuenta a las familias numerosas.

La FEFN considera que es un planteamiento totalmente injusto, porque supone dejar fuera de un beneficio social a quienes que, por tener hijos, más hijos que la media, más esfuerzos y renuncias laborales han tenido que hacer y más dificultades habrán encontrado después para volver al trabajo. "Es paradójico que esto sea el resultado de la negociación entre el Gobierno y los sindicatos,  que un acuerdo que persigue la justicia social castigue a los que más necesitan ser apoyados", considera la Presidenta de la entidad, Eva Holgado, quien recuerda que "a mayor número de hijos, mayores son las dificultades de acceder o reincorporarse al mercado de trabajo".

A partir del tercer hijo

La Federación Española de Familias Numerosas ha reiterado su petición a los grupos políticos, para que defiendan el planteamiento inicial que establecía una cotización mayor por hijo (2 años por cada uno) y, sobre todo, que se empezara a aplicar a partir del tercer hijo. "Es mucho más justo y razonable desde el punto de vista social, que si no hay presupuesto para todos, se prime a los que más lo necesitan, en este caso, las madres y padres con 3 ó más hijos, y una vez cubiertas esas necesidades, se pueda ir incorporando a los de 2 y, por último a los de 1 hijo.

Pero aquí se ha hecho al revés, proteger al menos débil, al que tiene menos cargas familiares y menos obstáculos laborales", destaca la Presidenta.

En este sentido, la entidad familiar pide al Gobierno y a los sindicatos que, como representantes y garantes de los derechos de los trabajadores desde un planteamiento de justicia social, revisen los términos del acuerdo para hacer justicia con los padres y madres de familia numerosa.


Galería de imágenes