•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las lluvias registradas en la capital cacereña en las últimas horas, sobre todo en la pasada noche, han propiciado que el pantano del Guadiloba supere el 85% de su capacidad, lo que ha supuesto la activación del protocolo de emergencia para proceder a su desembalse desde las diez de la mañana.

El concejal de Desarrollo Local e Infraestructuras de Cáceres, Miguel López, ha explicado a Efe que desde primera hora de esta mañana agentes de la Policía Local han recorrido y visitado las propiedades de particulares cercanas al cauce del río, a continuación del embalse, ante la crecida que experimentará por la apertura de las compuertas.

López ha subrayado que, como es norma, el desembalse se llevará cabo de forma "secuencial", abriendo primero media compuerta y, si fuera necesario, la compuerta entera.

"Lo que la ciudadanía debe saber es que nuestro primer objetivo es mantener al pantano con la mayor capacidad posible, dentro de unos parámetros de seguridad", ha apuntado el edil, que ha precisado que, en cualquier caso, "el agua no se pierde, pues va a va a parar al Almonte, a la cola del embalse de Alcántara".

También ha argumentado que debido a las precipitaciones registradas, el pantano seguirá recogiendo agua durante algún tiempo, "aunque dejase de llover, circunstancia que no parece probable, por la cantidad de escorrentías y riachuelos que desembocan" en el Guadiloba.


Galería de imágenes