•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La actual situación que viven los regantes del Tajo con la subida de las tarifas de riego y el canon de utilización del agua podría desencadenar en un corto plazo el cierre de explotaciones de regadío, según ha alertado la Federación de Comunidades de Regantes del Río Tajo. Según el secretario de este colectivo, Miguel Bartolomé, en una reunión mantenida recientemente, esta organización puso de manifiesto la complicada situación por la que atraviesa el sector.

Lo que pretenden los regantes, después de las alegaciones presentadas y que fueron desestimadas en su mayoría, es que éstas sean revisadas, ya que con las actuales condiciones, los gastos de explotación son superiores a los ingresos, por lo que no sale rentable.

Mantienen desde esta federación que el 8 de octubre solicitaron una entrevista con responsables regionales para hacerles partícipes de esta problemática para los regantes y critican que desde el Ejecutivo extremeño se les ha dado un trato discriminatorio respecto a otros regantes como los del Guadiana, que a pesar de solicitar la entrevista más tarde en el tiempo, ya tuvieron la pertinente reunión y han conseguido que la Confederación Hidrográfica del Guadiana vaya a modificar las tarifas fijadas en un principio. Varias son las quejas de los regantes cacereños, como es el caso el enorme gasto en electricidad en algunas comunidades, o la elaboración injusta del canon de regulación.

Anuncios
Anuncios

Galería de imágenes