•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ejecutivo local de Moraleja (Cáceres), que preside la socialista Teresa Roca ha asegurado "que no permitirá que se contrate ni un trabajador menos de lo comprometido, ni se cambie el proyecto de la obra de la primera fase de la piscina climatizada", como pretende la empresa constructora y con lo que, según personal de la contrata, el PP estaba de acuerdo.

Según informa la Oficina de Prensa del PSOE Provincial de Cáceres,  el grupo socialista abordará todas las acciones necesarias para exigir a la constructora el cumplimiento de todas sus obligaciones, "algo que nunca hizo el PP con la empresa del puente nuevo", a la que permitió ahorrarse más de 3.500 jornales y reducir muchas calidades a la mitad, en claro perjuicio de los intereses de Moraleja, a cambio de lo cual la empresa contratista regaló unas piraguas.

La alcaldesa socialista, Teresa Roca, ha manifestado que ha sido convenientemente informada en una comisión de las intenciones de la empresa constructora, algo que oculta el ex concejal de Deportes del anterior gobierno en sus últimas declaraciones a la emisora Radio Interior, en las que falta a la verdad al vislumbrarse su oculto interés por bombardear las obras de la piscina.

El PSOE, añade la nota, asegura que la constructora ISOLUX, a la que el PP hizo el encargo de ejecutar esta fase de la piscina, había ejecutado en cuatro meses un 3 por ciento del trabajo y "que sospechosamente paralizó cuatro días antes del cambio de gobierno", quizá "porque intuían que los nuevos gestores no iban a admitir cambios en el proyecto".


Galería de imágenes