•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El salón de sesiones del Ayuntamiento de Cuenca ha albergado la rúbrica del hermanamiento en un acto que ha contado con la presencia de los alcaldes de Cuenca y Plasencia, Francisco Javier Pulido y Elia María Blanco respectivamente, además de miembros de la corporación Municipal, representantes institucionales y de entidades sociales, miembros del Centro Extremeño en Cuenca y familiares de Jesús Jorge Torres Arroyo, placentino afincado en Cuenca e impulsor del hermanamiento entre Cuenca y Plasencia.

El acto ha estado conducido por el historiador y escritor conquense, Miguel Romero, que ha hecho un breve relato histórico en el que ha detallado los momentos clave para la historia de ambas ciudades y la relación de unión que mantienen con el nexo de Alfonso VIII.

Tras la lectura del acuerdo de hermanamiento que ha corrido a cargo del secretario del Consistorio, los alcaldes de las dos ciudades han procedido a la firma del documento, que ha estado seguida del intercambio de las banderas de ambas ciudades y de diversos regalos.

Posteriormente la alcaldesa de Plasencia, Elia María Blanco, se ha dirigido a todos los presentes con unas palabras de satisfacción por el acto de hermanamiento que culmina con años de trámites y buenas intenciones. Ha señalado que después de mucho tiempo la voluntad y el tesón han hecho que el hermanamiento sea una realidad.

Elía María Blanco ha tenido palabras de elogio para la ciudad de Cuenca y ha prometido volver a ella para disfrutar con más tiempo. En su intervención ha tenido palabras de recuerdo para Jesús Jorge Torres Arroyo y de reconocimiento por su empeño en el hermanamiento de Cuenca y Plasencia.

Por su parte el alcalde de Cuenca, Francisco Javier Pulido, ha dirigido unas palabras a los presentes en las que ha reiterado su orgullo y alegría por la culminación de un proceso que tuvo su primer acto en agosto en el Ayuntamiento de Plasencia.

Ha tenido también palabras de cariño para Jesús Jorge Torres Arroyo y su familia y ha mostrado su apoyo para que Plasencia sea declarada Patrimonio de la Humanidad al igual que Cuenca lo fue en su día. El alcalde ha dicho que Cuenca y Plasencia comparten lazos históricos y culturales y ha detallado las cosas y que unen a conquenses y placentinos.

Con las palabras del alcalde de Cuenca ha concluido este sencillo acto con el que Cuenca y Plasencia han culminado un proceso que se gestó hace 13 años. Después del acto ha tenido lugar una recreación histórica del nombramiento de un caballero templario, que ha sido seguido por todos los invitados al hermanamiento.

Posteriormente la alcaldesa de Plasencia, Elia María Blanco, acompañada de miembros de la Corporación Municipal ha visitado la Catedral de Cuenca.


Galería de imágenes