•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El concejal de Educación del Ayuntamiento de Moraleja, Rubén Blanco, ha expresado todo su apoyo a los padres de los alumnos del Centro de Educación Infantil Los Colorines afectados por la supresión del horario de tarde de la guardería y han exigido a la directora general de Infancia y Familia, Nuria Sánchez, que cumpla la ley. Blanco ha calificado el posicionamiento del Ejecutivo extremeño como de "doble moral" y ha acusado a la consejería de Igualdad y Empleo de la que depende este departamento de "saltarse la ley".

La directora general mantuvo recientemente una reunión en Moraleja con este grupo de padres, y según han explicado a Radio Interior los padres de los alumnos, Sánchez cerraba las puertas a una posible modificación del horario de estos centros infantiles y además aseguró, según la versión de los padres, que las políticas de enfoque territorial no son de su competencia, sino de otra consejería. Sánchez también instó a los padres a que solicitasen al Ayuntamiento de Moraleja la creación de una guardería municipal. Sobre estas declaraciones, Blanco defendió la postura de los padres de alumnos, que aseguran que a ellos no se les ha pasado ninguna encuesta y además un tema tan importante como este tampoco se abordó en el último consejo escolar.

El concejal de Educación ha demando que la dirección general cumpla la legislación vigente que se aprobó con el único propósito de conciliar la vida laboral y familiar de los padres con niños de corta edad ya que en este tipo de guarderías se atiende a niños de entre 0 y 3 años. Además acusó a la administración de regional de jugar con los plazos y alargar la situación para no dar la solución demandada. Además Blanco incluso matizó que los sindicatos educativos ya habían advertido a la Junta de la situación que se daba en el centro de Los Colorines, donde muchos niños necesitan ser atendidos por los cuidadores en horario de tarde.