•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Dirección General de Infancia y Familia ha cerrado las puertas a una posible modificación del horario de los centros públicos de Educación Infantil, que han visto reducido su horario de tarde en dos horas. Según Noemí Risueño, una de las madres de alumnos del Centro de Educación Los Colorines de Moraleja, así lo indicó la responsable de este departamento, Nuria Sánchez, quien se reunió esta semana con los padres y madres de los alumnos.

En la cita, Según Risueño, Sánchez apeló de nuevo, como ya lo hiciera en los micrófonos de Radio Interior, a la política de conciliación de la vida laboral y familiar de los padres, algo que para la portavoz de padres no se puede extrapolar a las zonas rurales.

Según Risueño, otra de las "excusas" que exhibió la delegada de Infancia y Familia fue la de asegurar que las políticas de enfoque territorial no son de su competencia, sino de otra consejería, algo con lo que Risueño discrepa. Además, la portavoz señala que la responsable de Infancia y Familia instó a las madres a que soliciten al Ayuntamiento de Moraleja la creación de una guardería municipal, pasando la ‘patata caliente', dice, al consistorio y eludiendo asuntos que son de su competencia.

Risueño también mostró su malestar por las palabras de Nuria Sánchez, que animó a los padres y madres y incentivar la iniciativa privada, algo que, afirma la portavoz, corresponde a los poderes públicos.

En la reunión de esta semana, Risueño asegura que la propia delegada reconoció la falta de personal en el centro, algo que achacó a la crisis económica, mientras Risueño exige que la política que hay que llevar a cabo en estos momentos es, precisamente, la de generar puestos de trabajo y dar cobertura a las familias trabajadoras.

La portavoz de padres manifiesta que, por ahora, no recurrirán a una manifestación como medida de protesta, aunque insiste en que continuarán trabajando para conseguir los máximos apoyos posibles. Los padres ya han puesto este asunto en conocimiento del Defensor del Pueblo, del Instituto de la Mujer y de los dos sindicatos mayoritarios.