•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los vecinos de Mérida advierten de la presencia "constante" de carreras de motocicletas de gran cilindrada y vehículos que viajan a "gran velocidad", generando problemas en la seguridad ciudadana, una situación que provocó el domingo el atropello de un policía local que intentaba detener a dos motociclistas que se dieron a la fuga.

El policía herido sufrió una fractura de tibia y peroné y se encuentra ingresado en el Hospital de Mérida, desde donde será trasladado este martes hasta Sevilla para ser intervenido de las lesiones que sufrió.

   Antonio Ferrato Sánchez, un vecino de Mérida que presenció el atropello, señaló en declaraciones a Europa Press que las carreras "se producen todos los días" entre la barriada de Los Bodegones y la rotonda de María Auxiliadora, más conocida como 'Las tres fuentes', a partir de las 19,00 horas.

   Durante las primeras horas de la noche, comienzan "los rallys de coches" y las "carreras de motocicletas", que se registra en diferentes calles de la Zona Sur-Los Bodegones y que concluye en la rotonda, en la que realizan varias vueltas.  

   Otra vecina de la zona señaló que desde las viviendas se pueden escuchar los ruidos que generan las motocicletas y los coches al pasar por las calles y aseguró que estas carreras llegan a registrarse "en toda la ciudad de Mérida".

DETENCIÓN DE LOS MOTOCICLISTAS

   Un operativo compuesto por agentes de la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil detuvieron esta madrugada a dos motoristas que formaban parte de un grupo de seis con edades comprendidas entre 27 y 39 años.

   El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Mérida, José Fernández, informó en declaraciones a Europa Press que los dos detenidos podrían ser acusados de un delito de conducción temeraria y atentado contra la seguridad pública y que ambos han pasado a disposición judicial.

   Hasta el momento, sólo se ha podido implicar a dos de los seis motociclistas, por lo que el concejal solicitó la colaboración ciudadana para poder identificar al resto de sospechosos, que han sido puestos en libertad al no disponer de ninguna prueba material.

   Para ello, pidió a los vecinos que pudieron haber grabado los hechos con su teléfono móvil que los presente ante instancias policiales.