•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La alcaldesa de Abertura, Olga María Tello Muñoz, del SIEX, se ha negado a incluir en el orden del día la toma de posesión del nuevo concejal del PSOE, Francisco Frías García, que sustituye a Maximiano Sedano Jiménez, número uno de la candidatura socialista en las pasadas elecciones, fallecido el pasado 7 de octubre, según denuncia la Ejecutiva Provincial del PSOE en un comunicado.

Ante las "trabas" puestas por la alcaldesa para dar posesión al siguiente en la lista, Francisco Frías Frías, el grupo socialista comunicó a la Junta Electoral Central lo que sucedía. El citado órgano electoral envió al ayuntamiento el pasado día 4 la credencial por correo certificado, que no fue recogido.

El pasado día 18 se celebró un pleno en cuyo orden del día se incluían tres puntos: la aprobación del acta de la sesión anterior; el examen, discusión y aprobación del presupuesto general, y ruegos y preguntas, pero no la toma de posesión del nuevo concejal socialista.

Abertura, localidad cacereña de 481 habitantes, está gobernada por el SIEX, que tiene cuatro concejales, por dos del PSOE y uno del PP.

Abusos en el taller de empleo

El grupo municipal socialista denuncia, asimismo, el uso particular que la alcaldesa hace del taller de empleo de la localidad, al ocupar en él a familiares y amigos de su candidatura, como la teniente de alcalde y la mujer del segundo teniente de alcalde.

Por otro lado, denuncian también el caso de una vecina, M. L. M. G., con una minusvalía del 65%, que se presentó al puesto de trabajo de un taller de empleo, quedando seleccionada para ocuparlo en el puesto número cinco de la sección de pintura. Sin embargo, según denuncia el PSOE, la alcaldesa "trató de convencerla de que no tomase ese puesto y le ofreció otro que la chica no había solicitado, quitándosela a quien lo ocupaba".

Esta vecina no cedió al chantaje y la alcaldesa "le quitó entonces el puesto para dárselo a una amiga, que iba en el número cinco de suplente en su candidatura, notificándole a M. L. M que, según el CADEX, no era apta para el trabajo, y este centro, a solicitud suya, le envió un informe en el que se afirma que es totalmente apta para el puesto de pintura en el taller de empleo".

Un puesto de trabajo en el taller de empleo es de 1.060 euros y en el puesto que la alcaldesa le ofrecía a M. L. M. se ganan unos 400 euros. El caso ha sido puesto en conocimiento del SEXPE.