El centro de atención a personas con parálisis cerebral Aspaceba, de la Confederación Aspace, ha acogido la presentación del Proyecto Ediris que permitirá a las personas con parálisis cerebral beneficiarse de las nuevas tecnologías gracias a la utilización del ordenador con el iris del ojo, o más concretamente con la pupila.

Para la presentación del mismo se reunieron la coordinadora del Proyecto Ediris de la Confederación ASPACE, Ludi Rodríguez; el secretario de ASPACE Badajoz, Genaro Macías; y el socio de la empresa creadora de la herramienta 'Iriscom', Pedro Palomo.

   Según señaló Macías, esta herramienta informática está especialmente dirigida a un grupo reducido de personas que tengan una importante "afección motora" y la "inteligencia más o menos conservada".

Anuncios
Anuncios

   De esta manera, los beneficiarios podrán aprovechar este aparato para tener una "enseñanza normalizada", "comunicarse" y tener "acceso a las últimas tecnologías como puede ser Internet" mejorando "su calidad de vida", apuntó.

   Por su parte, Ludi Rodríguez informó de que la comunidad de Aspace en España ya dispone de 47 aparatos en 30 de sus centros, llegando así a "cerca de mil jóvenes" en el país "con parálisis cerebral que podrán comunicarse con otras personas a través del iris de sus ojos y de las nuevas tecnologías".

   Asimismo, especificó que en el centro de la capital pacense, donde acaba de adquirirse la herramienta se utilizará en principio en el aula de logopedia y en la de nuevas tecnologías.

   Además, explicó que el coste total del Proyecto Ediris es de 361.580 euros del cual el 80% ha sido financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través del Plan Avanza y el otro 20% ha corrido a cuenta de la Confederación ASPACE.

   Por su parte, Pedro Palomo destacó la "posibilidad" que da este sistema de dotar de cierta "autonomía" a "una parte del mundo de la discapacidad que ahora mismo no tiene otra alternativa".

VIDEOCULOGRAFÍA INFRARROJA

   La técnica que se utiliza en el Sistema Iriscom, según explicó Palomo, es la "Videoculografía infrarroja" mediante la cual "con una cámara y un sistema de luces infrarrojas" el aparato detecta "la pupila" del usuario permitiendo que mueva el ratón por la pantalla y pueda realizar "un clic" con un "pestañeo lento" o una "mirada fija".

   De esta manera la persona puede utilizar programas de aprendizaje de lectura y escritura, manejarse con Windows y componer frases que pueden expresarse con voz o enviarse por mail.

   También, tal y como aseguró el socio de la empresa, se puede llegar a instalar un pequeño kit domótico de control de luces, TV, radio, persianas, teléfono o puerta; leer libros digitales, pasando las páginas con el iris; jugar al ajedrez; acceder a Internet y a todas sus posibilidades o conectarse con otras personas de su colectivo.

   Por último, Palomo informó de que la herramienta fue creada en 2003 y que se comercializa libremente por un valor total de 7.000 euros por dispositivo.


Galería de imágenes