Los vecinos de Calzadilla contarán en las primeras semanas del 2010 con un nuevo servicio municipal a través de la puesta en marcha de una sala velatorio que está ejecutando el ayuntamiento. El proyecto, con una  inversión de 105.000 euros, se prevé que finalice antes de que termine el año.

Según indicó el alcalde de Calzadilla, Carlos Carlos Rodríguez, el velatorio cuenta con un túmulo para un cadáver, una sala íntima para la familia y otra estancia abierta al público en general. La sala mortuoria está instalada en la calle nueva del Olivar del Hierro que comunica directamente con la iglesia parroquial.

Carlos Carlos indicó que se trata de un servicio necesario que llevan demandando los vecinos en los últimos años para evitar principalmente que las familias tengan que realizar el velatorio en sus propias viviendas.

Anuncios
Anuncios