•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El portavoz del Partido Popular de Mérida, Fernando Molina, ofreció este su colaboración al consejero municipal Antonio Rodríguez Ceballos para la organización del Salón del Caballo, que tendrá lugar el próximo mes de marzo tras un cambio en su primera fecha, prevista para diciembre de 2009.

  

Molina se mostró de acuerdo con esta modificación ya que diciembre "no es la mejor fecha" para programar un evento de estas características debido a que a finales de noviembre se celebra el Salón Internacional del Caballo de Raza (SICAB) en Sevilla, según informa Europa Press.

Al respecto, explicó que se trata de la feria "más importante de las que se celebran en el mundo" y es "la que cierra la temporada" en cuanto al desarrollo de este tipo de eventos, y "en la que la mayoría de los ganaderos y criadores echan el resto".

Además, en nota de prensa, Fernando Molina elogió, "como portavoz municipal del PP" y "como gran amante y conocedor del mundo ecuestre" la intención del consejero municipal de programar un evento de estas características, ya que, según dijo, "es una idea fantástica" para "dar a conocer y desmitificar el mundo del caballo", aunque "el momento es tremendamente malo", sentenció.

Asimismo, indicó que Rodríguez Ceballos conoce el interés del portavoz 'popular' por los caballos, por lo que podría haberle "pedido asesoramiento" a él "o a cientos de técnicos" de la Junta de Extremadura que desarrollan "una extraordinaria actividad en el fomento del sector ecuestre". En cualquier caso, se mostró "a su disposición para que en el mes de marzo este proyecto salga adelante".

OTRAS ACTIVIDADES

Por otra parte, Fernando Molina manifestó su satisfacción por que ya estén previstas otras actividades como la Feria del Marisco, cuyas dos primeras ediciones organizó el anterior equipo de Gobierno. Por ello, señaló que los 'populares' no tienen "nada qué decir" ante dicha iniciativa.

Sin embargo, indicó que su programación y ubicación hace pensar "por qué se suprimió" una tradición que se organizaba en estas mismas fechas como la Pitarra de Santa Eulalia y si "no se podría haber continuado" su celebración buscando un "lugar alternativo".