•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El partido Renovación y Progreso registró este martes en el Ayuntamiento de Cáceres un escrito en el que solicita a los servicios municipales que aplique, con carácter retroactivo y desde el mes de junio de 2009, un descuento lineal del 15 por ciento en todos los recibos del agua por "la deficiente y preocupante calidad" de ésta.

Así lo acordó la Comisión Ejecutiva del partido en su reunión del pasado 29 de octubre, en la que se trató, entre otros temas, la problemática del abastecimiento de agua a la capital cacereña y la merma en la calidad de este servicio, así como del rechazo que su olor y sabor produce a los consumidores, los cuales "se ven obligados en su inmensa mayoría a la compra de aguas minerales para el consumo humano", informa el partido en nota de prensa.

Por todo ello, se propone a la corporación municipal que "proceda con carácter retroactivo y desde el mes de junio de 2009, a realizar un descuento lineal del 15 por ciento en todos los recibos que corresponden a los abonados de este servicio municipal con la finalidad de compensar parte de los gastos que los ciudadanos perceptores de este servicio vienen efectuando en la compra de aguas minerales con el fin de evitar el mal sabor, mal olor, turbidez y en su caso, defecto de conductividad de las aguas referidas a este deficiente abastecimiento".

La nota añade también que, "por razones obvias", se insta además a la corporación municipal a la "penalización" de la empresa gestora de la concesión del servicio, Canal de Isabel II, "de los importes que se dejen de recaudar por tal descuento, al entender que se incumplen por su parte, cláusulas referidas al compromiso de cuidar y proveer en todo caso la necesaria calidad a través de los correspondientes análisis de autocontrol del servicio concesionado", concluye la nota.


Galería de imágenes