•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Plan de Infraestructuras Eléctricas Municipales (PIEM), correspondiente a la anualidad 2009, invertirá un total de dos millones de euros que irán destinados a 34 municipios de la provincia de Cáceres para que mejoren sus instalaciones eléctricas en diversas infraestructuras como polígonos industriales, polideportivos o centros culturales, así como para que soterren las líneas.

El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro y el presidente de Diputación de Cáceres, Juan Andrés Tovar, firmaron hoy el convenio por el cual la institución provincial aportará el 50 por ciento de la financiación, es decir un millón de euros, mientras que la Junta de Extremadura se hará cargo del 40 por ciento (800.000 euros) y los ayuntamientos beneficiarios tendrán que poner el 10 por ciento restante.

   Según indicó Tovar tras la firma del acuerdo "es el convenio más ambiciosos de los muchos que se llevan firmados" ya que "si hace unos años los ayuntamientos se hacían cargo del 40 por ciento de la inversión, ahora ese porcentaje se ha reducido al 10 por ciento, gracias al esfuerzo de Diputación de Cáceres y la Junta de Extremadura", declaró.

   "La filosofía del presente convenio es seguir dotando al mundo rural de las infraestructuras necesarias para una convergencia total con las áreas urbanas. La electricidad y la energía son vitales en este empeño", afirmó el presidente de Diputación, que añadió que "además se fomentará la creación y el mantenimiento del empleo, pues la mayoría de estas obras serán acometidas por pymes de nuestra región".

"EFICIENCIA"

   Por su parte, el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, manifestó que la administración regional sigue trabajando por la "eficiencia municipal" y por "descargar de compromisos fiscales a los ayuntamientos" como lo demuestra el incremento en las partidas del PIEM que han ido aumentando progresivamente y "que permiten afrontar a las administraciones locales diferentes inversiones estructurales".

   "Cada ayuntamiento beneficiario de este convenio recibe una media de 58.000 euros, siendo su eficacia social muy alta, porque resuelve necesidades inmediatas con beneficios directos para los ciudadanos, además de crear empleo en empresas locales", concluyó el Navarro.

   A la firma del convenio asistieron, asimismo, el vicepresidente Primero de Diputación de Cáceres y responsable del área de Fomento, Miguel Ángel Morales, y el director general de Ordenación Industrial, Energética y Minera, José Luis Andrade Piñana.

   Tanto Navarro como Tovar mantuvieron el compromiso de una nueva convocatoria del PIEM en 2010 y manifestaron su intención de publicarla "lo antes posible" para fomentar así la creación de empleo en los municipios de la provincia.