•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Asociación Cultural "La Raya" de Acebo va a poner en marcha una campaña de concienciación sobre el peligro de las colillas de tabaco para el medio natural, que se centrará en la protección del entorno de las piscinas naturales de la rivera de Acebo, que son Jevero y Carreciá. Está previsto que se repartan, de manera gratuita, un total de 500 ceniceros portátiles con el objetivo de "disminuir el número de colillas que se arrojan al suelo y que estropean los ríos".

   La campaña, que se presenta bajo el nombre 'No conviertas al río en un cenicero' se inició hoy, coincidiendo con el periodo festivo en la zona y con la mayor afluencia de visitantes a esta localidad cacereña, y se mantendrá en funcionamiento a lo largo del mes de agosto. En función del resultado de la campaña de concienciación, la asociación tiene prevista la posibilidad de triplicar el número de ceniceros a entregar.

Anuncios

   Según datos publicados por la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (SEDET), el 50% de los cigarrillos consumidos se fuman en el exterior y de éstos el 59% se tira al suelo, en vez de en un cenicero o en una papelera. Por ese motivo la entrega de los ceniceros "persigue que tanto residentes como turistas que disfrutan de las piscinas de Acebo tengan material para evitar que se arrojen colillas al suelo, práctica que afecta a nuestro medio ambiente e incide en la imagen de los ríos".

Anuncios

   Así, la Asociación Cultural Acebana 'La Raya' destacó que el uso del cenicero portátil supone, además de unos efectos inmediatos en la limpieza de nuestras riveras, la creación de un hábito positivo para nuestro entorno, más si cabe desde que entró en vigor la "ley antitabaco" que limita el consumo en espacios cerrados haciendo del espacio abierto un lugar más concurrido para el consumo del tabaco.

CENICEROS 100% RECICLABLES

   Por este motivo, el colectivo destacó la importancia de dar ejemplo sobre el respeto a nuestro entorno, por lo que los 500 ceniceros portátiles que se repartirán están fabricados con polipropileno copolímero, reciclable 100%, reutilizable, no tóxico y libre de cloro y plomo, lo que son "especialmente recomendado para piscinas y ríos". Los carteles informativos que se ubicarán en las piscinas naturales también son de papel reciclado.

   Además, aunque el cenicero está diseñado para las colillas, al ser un compartimento estanco y hermético, se puede aprovechar para otros residuos, como pipas o chicles, cuyo abandono en el medio natural también puede provocar daños irreparables.

   Uno de los responsables de la coordinación y elaboración del proyecto, Carlos Méndez, incidió en las distintas vertientes beneficiosas de iniciativas como ésta, y explicó que "la concienciación sobre el peligro de las colillas en el medio natural puede ser positivo para disminuir el peligro de incendios forestales por causa de colillas mala apagadas, más si cabe en un año muy duro para Extremadura".


Galería de imágenes