•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Arroyo de la Luz decretó ayer tres días de luto oficial –desde el martes hasta el jueves– en señal de duelo tras el fallecimiento en la madrugada de ayer del policía Cándido Carrero Collado que fue arrollado por un caballo durante la celebración del Día de la Luz el lunes. Además, la corporación, en un pleno extraordinario y urgente celebrado ayer a las 18.00 horas, decidió por unanimidad de PSOE, PP e IU conceder la Medalla Arroyo de la Luz al agente local el próximo 8 de septiembre, suspender todos los actos que estaban previstos desarrollarse en lo que resta de abril y mostrar la solidaridad y las condolencias a la familia.

Durante la sesión, el alcalde, Santos Jorna, también informó a los ediles que tanto el ayuntamiento como la familia han recibido el pésame del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, de los presidentes de la Diputación de Cáceres y de la Asamblea de Extremadura, Juan Andrés Tovar y Juan Ramón Ferreira, respectivamente, así como del Subdelegado del Gobierno, Fernando Solís, y de numerosos alcaldes de la comarca. Finalmente se guardó un minuto de silencio en memoria del policía.

 

MAS DE 20 AÑOS DE SERVICIO La noticia ayer de la muerte del agente municipal fue un duro golpe para todos los vecinos de Arroyo que estaban esperanzados de que Cándido pudiera sobrevivir a los graves golpes que sufrió en la cabeza. Una esperanza que iba creciendo conforme pasaban las horas y más aún después de que se supiera que había superado la intervención quirúrgica en Cáceres y que había sido trasladado a Badajoz. Pero, a primera hora de la mañana se confirmó la trágica noticia rompiendo todo optimismo y dejando solo una gran tristeza e indignación que podía verse en los rostros de los arroyanos.

El agente, que estaba casado y tenía un hijo de 17 años, era aficionado al deporte y muy querido en el pueblo. Ayer, el féretro con los restos mortales de Cándido fueron trasladados desde Badajoz hasta el Tanatorio Nuestra Señora de la Luz para ser velados toda la noche por familiares, amigos y vecinos. Hoy, a las once de la mañana, se oficiará la misa funeral en la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción.

Por otro lado, ayer la Delegación Diocesana de Pastoral Obrera y la HOAC, a través de un comunicado, expresó su pesar por el trágico accidente. "Como trabajadores nos queremos unir al inmenso dolor de su esposa, hijo, familiares ofreciéndole nuestra más fraternal solidaridad, y al mismo tiempo, expresar la rabia y la impotencia que sentimos, como personas del Mundo Obrero y como cristianos". En estas duras circunstancias, recoge la nota, "hay que poner de manifiesto la entrega y el buen hacer que sin duda Cándido ha desarrollado como Policía Local, asumiendo el riesgo, en este caso mortal, desde sus funciones de servicio público a los vecinos de Arroyo de la Luz", señalan.