•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Gobierno local y representantes sindicales alcanzaron ayer un acuerdo inicial para llevar a cabo definitivamente la aplicación efectiva del catálogo de los trabajadores municipales. La propuesta de consenso, que hoy se someterá a una nueva mesa general de negociación, incluye el pago de la totalidad del catálogo del 2009 y de parte de los atrasos del año anterior en los próximos diez meses.

"Básicamente se mantiene el acuerdo que ya alcanzamos en la reunión anterior –el martes pasado– pero invertido", señaló el concejal de Interior Cipriano Madejón, que estuvo acompañado por la alcaldesa Carmen Heras en la reunión que tuvieron con los representantes de las tres centrales sindicales antes del pleno municipal de ayer.

Con el orden en el que resolverá la deuda con los trabajadores municipales definida, el único fleco pendiente para la reunión de hoy es la proporción del catálogo de 2008 que percibirán los trabajadores este año. "Falta concretarlo, pero en principio se ha hablado de abonar en el 2009 la mitad de la deuda y la otra mitad a lo largo de 2010", explicó Madejón. El edil se mostró confiado en que la reunión concluya con una resolución satisfactoria para ambas partes, tras la polémica que suscitó la propuesta anterior para aplicar el catálogo.

 

DETIENEN LAS PROTESTAS La propuesta que hace tres días puso el gobierno local sobre la mesa pretendía que se abonara la totalidad de los atrasos acumulados en el catálogo del 2008, "e inicializar el del 2009 en la medida de lo posible", matizó ayer Madejón.

Al contrario que ahora, la propuesta de entonces fue rechazada por los representantes de los trabajadores municipales al término del encuentro y por los propios funcionarios en la multitudinaria asamblea que se celebró en el ayuntamiento un día después. En ella acordaron además iniciar medidas de presión para exigir el cumplimiento del acuerdo alcanzado –ratificado en el pleno del 29 de diciembre– para aplicar el catálogo.

Una de las medidas acordadas eran paros de media hora los días 25 y 27 de febrero y todos los martes de marzo. Además acordaron solicitar una reunión con la alcaldesa para mostrarle su descontento. La reunión fue ayer. Tras ese encuentro suspendieron las protestas que habían previsto llevar a cabo en los plenos municipales y que iban a iniciar en la sesión de ayer.


Galería de imágenes