•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cada vez son los más jóvenes, adolescentes "de 16 y sobre todo de 17 años, y más niñas que niños" –según una joven consultada por este diario–, que han decidido "no pasar frío y aburrirse en la calle" porque no les dejan entrar en las discotecas de moda por no tener 18 años y modificar la fecha de nacimiento en su DNI para hacerse pasar por mayores de edad y acceder a esos locales. Así lo contó una adolescente que ve esta práctica los fines de semana y en fiestas de estudiantes, en las de Navidad, Carnaval o la feria, "y es que no hay un sitio al que podamos ir, aparte del cine", señaló.

Esta práctica se ha convertido en algo tan habitual que ha llegado a conocimiento de la policía, lo que ha provocado su actuación y la semana pasada cursó cuatro diligencias a la Fiscalía de Menores, por manipulación del DNI, según la Jefatura Superior de Policía.

Anuncios

Ante la proliferación de estas prácticas, la policía ha hecho un llamamiento a padres y los propios jóvenes, alertándoles de que modificar la fecha de nacimiento en el DNI supone incurrir en un posible delito, o falta. Y advirtió de que "en los casos aparecidos y en los que pudieran repetirse, se tramitarán diligencias penales que serán remitidas a la Fiscalía de Menores".

Anuncios

 

DOCUMENTO OFICIAL Los adolescentes pretenden, según Delgado, entrar en locales en los que les exigen ser mayores de edad, especialmente las discotecas". Sin embargo, padres e hijos deben saber que "el DNI es un documento público oficial que acredita la personalidad de su titular y es un justificante completo de la identidad de esa persona, y que sirve para acreditar los datos personales que en él figuran, salvo pruebas que indiquen lo contrario".

Así, los jóvenes utilizan para la manipulación el modelo antiguo de DNI, que ha sido sustituido por la actual tarjeta electrónica plastificada, aparentemente imposible de modificar y de falsificar. En cambio, el viejo que es una cartulina plastificada, y que está vigente aún en quienes no lo hayan renovado, que para los menores de 30 años tienen cinco de validez.

La policía ha alertado a los porteros de los establecimientos frecuentados por jóvenes y en los que se ha intentado la simulación, para que revisen de forma "constante y minuciosa" los DNI de posibles menores que intenten acceder a locales.


Galería de imágenes