•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las películas saltan de las pantallas y se cuelan en las tiendas y en los restaurantes de la ciudad. La decimosexta edición del Festival Solidario de Cine Español de Cáceres, que se celebra desde el pasado lunes y concluirá el 7 de marzo, incluirá por primera vez un concurso de escaparates y las Veladas Cena+Cine , ambas actividades organizadas por la Federación Empresarial Cacereña (FEC) con el fin de contribuir a la difusión del certamen en su doble vertiente: cinematográfica y benéfica (los ingresos van destinados a dos ONGs extremeñas). Se avanza así en uno de los aspectos más importantes para el festival: involucrar a la ciudad en su desarrollo, "porque esta cita ha ido creciendo año tras año gracias a la aportación de los cacereños, y pertenece a Cáceres".

Así lo afirmó ayer Tinti Rebollo, presidente de la Fundación Rebross, organizadora del certamen, que presentó las nuevas propuestas acompañado por el secretario de la FEC, Pedro Rosado. En primer lugar, 23 restaurantes ofrecerán las Veladas Cena+Cine , es decir, elaborarán platos especiales con un nombre de película del 26 de febrero al 7 de marzo. Los clientes que los degusten se llevarán una invitación para asistir gratuitamente a las proyecciones del festival.

En cuanto al concurso de escaparates, podrán participar todos los establecimientos que lo deseen del 27 de febrero al 7 de marzo (plazo de inscripción hasta el día 25), introduciendo alusiones al cine en sus tiendas. Quien consiga el mejor decorado será premiado con un viaje a Londres. "Se trata de crear una imagen más o menos homogénea que resulte atractiva para los ciudadanos y las propias empresas. Así, el cine se mete en la vida cotidiana de Cáceres y las tiendas ofrecen un nuevo incentivo", subrayó Tinto Rebollo. En las primeras veinticuatro horas se han inscrito ocho comercios.

Pero también se repartirán 1.400 adhesivos que vinculan las ideas de la 16 edición del festival y el reto 2016, para que luzcan en los escaparates y las puertas de los establecimientos, ya sean comercios, bancos, seguros, bares o restaurantes. "Pretendemos que la ciudad sienta como propia esta edición, que se note que el certamen está en la calle. Se trata de crear una autentica conciencia de cine en Cáceres", declaró Pedro Rosado, quien espera que éste sea solo el inicio de una relación más fluida entre el empresariado y la cultura, "una colaboración muy necesaria si entendemos que Cáceres merece la Capitalidad Cultural Europea", dijo. En el mismo sentido, Tinti Rebollo recordó que las candidatas al 2016 serán especialmente valoradas "por la implicación que muestre su ciudadanía".