•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Peña El Garbanzo Cacereño ha donado 400 kilos de garbanzos a los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, con la finalidad de que a los discapacitados psíquicos y físicos que atiende la entidad no les falte la preciada legumbre durante todo el año.

El acto de entrega tuvo lugar ayer en la sede de la hermandad. Asistieron representantes de la comunidad franciscana y de la peña, entre ellos el presidente, Domingo Nevado, y el secretario, Juan Carlos Fernández Rincón.

Es la segunda donación de este tipo que realiza El Garbanzo, una agrupación eminentemente gastronómica integrada por 18 ciudadanos cacereños. El año pasado, la destinataria de los garbanzos fue la Casa de la Misericordia de Alcuéscar. El objetivo de divulgar esta actividad altruista es animar a otros colectivos de la capital cacereña y de la región a que se involucren con los más necesitados.

Los Hermanos de la Cruz Blanca llevan más de 30 años en Cáceres, ayudando siempre a aquellos que menos tienen. Actualmente tienen una treintena de plazas para personas con discapacidad severa, ayudados por 300 voluntarios.


Galería de imágenes