•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La organización Detente y Ayuda (DYA) tiene una nueva ambulancia de soporte vital básico gracias a la Obra Social de Caja Extremadura. Aunque el vehículo se entregó al colectivo en diciembre, ayer se presentó a los medios de comunicación en un acto público al que asistió el presidente de la entidad financiera, Jesús Medina, y el de la asociación DYA, Agustín Manuel Martín, además de un grupo de voluntarios. Esta nueva ambulancia, que ha costado 54.000 euros, viene a cubrir en parte la necesidad de la asociación de renovar su flota de vehículos, muy "anticuados" y que en algún caso no cumplen ya la normativa, según apuntó Martín, de ahí la importancia de la donación por parte de la Caja.

El presidente de la entidad financiera explicó que aunque pueda parecer un acto de poca importancia para la Obra Social en comparación con otras acciones de más envergadura, lo cierto es que en muchos casos, según valoró, "gracias a la aportación de la Caja de Extremadura funcionan mucho de estos colectivos".

Además, destacó que este hecho tiene un efecto multiplicador en la sociedad, ya que el esfuerzo de la Caja de Ahorros sumado al esfuerzo de estas organizaciones sociales, lleva a la "dinamización de la propia sociedad" y ayuda a los que lo necesitan, más aún en estos momentos económicamente difíciles que hacen que cada vez "se demanden más". Agustín Martín corroboró igualmente que sin aportaciones de este tipo su subsistencia peligraría. "Sin medios nuestros voluntarios no podrían trabajar, así que sin ellos de nada vale", razonó.

DYA cuenta actualmente con unos 80 voluntarios, la mayoría jóvenes, que realizan en torno a 400 asistencias al año. Su tarea es destacable en eventos públicos (conciertos, citas deportivas, fiestas populares…) en los que habitualmente colaboran con dispositivos de emergencia especiales.


Galería de imágenes