•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Blanca Rodríguez Sánchez, la presunta parricida de Serradilla, la joven acusada de matar de un disparo con un rifle de caza a su padre en su domicilio de Serradilla el pasado 24 de diciembre, alega trastornos mentales. Según explicó ayer a este diario el letrado José Duarte, abogado penalista encargado de su defensa, la joven lleva más de 10 años en tratamiento y ya ha sido atendida por cuatro psiquiatras. De hecho, tras tres años como militar profesional en la base de Bótoa (Badajoz), se vió obligada a dejar esta profesión al ser inhabilitada por el Ejército.

Y su situación se ha agravado tras el trágico suceso. Así lo confirmó su abogado, que en estos últimos días la ha visitado en varias ocasiones en el centro penitenciario de Cáceres, donde la joven se encuentra en situación de prisión provisional desde el pasado 25 de diciembre. "Blanca sufre en estos momentos un profundo estado de depresión por el cual está recibiendo una fuerte medicación", afirmó Duarte, quien añadió que se encuentra tan deprimida que él ha solicitado ya al centro penitenciario que se tomen las medidas necesarias para extremar la vigilancia de la chica con el único objetivo de "evitar que pueda hacerse algún daño". Y aún más, José Duarte afirmó que no descarta la posibilidad de solicitar su traslado a un centro psiquiátrico.

Por los hechos acaecidos la tarde del 24 de diciembre Blanca Rodríguez tendrá que enfrentarse a una acusación de homicidio, bien imprudente, es decir, involuntario, o bien de asesinato (homicidio doloso ), aunque todavía se desconoce qué acusación formulará el Ministerio Fiscal, "pues el proceso está aún en su fase inicial y todo dependerá de las pruebas", explicó ayer su abogado.

Lo que sí parece claro es que será juzgada por un jurado popular, que integrarán nueve personas, y que habrá de pasar al menos un año para que se celebre el juicio, confirmó Duarte. Hasta ahora, la joven ha declarado en dos ocasiones, una ante la Guardia Civil y otra ante la magistrada María José Cuenca, titular del Juzgado 4 de Plasencia.

Hasta el momento, ninguna de las dos declaraciones ha trascendido, aunque según su abogado, las dos explicaciones expuestas por la chica, "han coincidido en la más absoluta colaboración con la justicia", subrayó. En cuanto a las líneas que centrarán la defensa, José Duarte señaló que todavía "es pronto para saberlo", y respecto a que sea un jurado popular quien juzgará a Blanca, añadió que con este tipo de jurados "el denominador común es que siempre puede surgir una sorpresa en el veredicto", manifestó. Lo que sí confirmó es que para el juicio está previsto que se llame a declarar a algunos de los amigos de hace años de la chica.

Actualmente, el proceso judicial se encuentra a la espera de los informes periciales médicos y del Servicio de Criminalística que definirán realmente el estado psicológico en el que se encuentra la joven y en qué medida han afectado en su estado los hechos ocurridos la trágica noche del 24 de diciembre.