•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lo intentaron en la farmacia de la Concepción y lo consiguieron, de nuevo, en la Ferretería Rebollo, en la esquina de las calles Moret y Alzapiernas. Esta vez ha sido en uno de sus escaparates en Alzapiernas. "No se llevaron nada porque se resquebrajó pero no se rompió", explicaba ayer por la mañana Antonio Mateos Rebollo mientras colocaba de nuevo el escaparate tras haber repuesto el cristal dañado en la madrugada del viernes al sábado. "Es el segundo este mes y van tres desde noviembre", señalaba. Eso además le está ocasionando problemas con su compañía aseguradora que no quiere renovarle el contrato.

Ya el 10 de diciembre hubo otra noche de vandalismo en la zona que se saldó con dos escaparates rotos, el de Rebollo y el de la tienda de muebles El Siglo, además del cristal del portal del número 5 de la Concepción. "Es frustrante, es solo daño", insistía ayer.

Cruzando la calle, aún era evidente en uno de los escaparates de la farmacia varias huellas de calzado. "Son las patadas con las que habrán intentado romperlo, como no lo consiguieron se fueron a otro", explicaba ayer su propietario, José Pablo Torres, que es vicepresidente de la Asociación Pintores Monumental. Tanto él como el presidente, Pedro Prieto, insistieron en que "es necesario intensificar la vigilancia", y señalaron de nuevo a las cámaras que nunca llegaron a funcionar. "Nos permitirían suplir la vigilancia policial que no tenemos", señaló el presidente. Mateos Rebollo, por su parte, ha optado por colgar un irónico cartel en el que pide al concejal de Seguridad, Carlos Jurado, una subvención para costear que le tabiquen los escaparates.


Galería de imágenes