•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La primera experiencia fue tan exitosa que este año no solo se repite, sino que se refuerza. El ayuntamiento levantará una carpa de 850 metros cuadrados en la plaza Mayor para que los cacereños que así lo deseen puedan sumarse a un cotillón de fin de año con acceso libre y gratuito, y copas a precio razonable. La instalación será tres veces más amplia que la de la pasada Nochevieja con el fin de que todos los asistentes puedan tener cabida y disfrutar holgadamente de la fiesta, ya que en la primera hubo exceso de público en relación a la capacidad de la carpa. Así lo ha confirmado la concejala responsable de Promoción, Dinamización y Juventud, María José Casado, quien además ha avanzado algunos contenidos del programa navideño.

"El año pasado, la carpa tuvo una acogida tan buena que se quedó pequeña, por eso no hemos dudado en volver a instalarla pero con mayor superficie: 70 metros de fondo por 12 de ancha. Estas medidas nos obligarán a cambiar la ubicación y llevarla frente a las escalinatas del Arco de la Estrella", precisó ayer la edil. Además, la intención del ayuntamiento es levantarla días antes de Nochevieja si la disponibilidad de la plaza lo permite, para aprovechar el recinto y organizar conciertos que contribuyan a animar las navidades. "Estamos viendo los posibles grupos, todavía no lo hemos determinado" señaló Casado.

Llegado el día 31, los ciudadanos podrán comenzar la fiesta en la carpa antes de la medianoche y llevarse las uvas a la plaza Mayor para tomárselas al ritmo del reloj del ayuntamiento. En cuanto a la gestión de la barra, la concejalía volverá a ofrecérsela a los hosteleros de la zona. "El año pasado era un poco arriesgado al tratarse de una nueva experiencia, pero los dos hosteleros que la regentaron tuvieron suerte. Esta vez mantenemos la misma oferta, y si hay varios candidatos, se elegirá al mejor postor, es decir, al que ofrezca mejores precios y servicios al público. Por supuesto, el ayuntamiento no obtendrá ningún beneficio", aclaró María José Casado.

Además, la concejala pretende que se impliquen en la Nochevieja todos los hosteleros de la plaza Mayor, para que se convierta en un gran espacio donde disfrutar de la fiesta. "Vamos a proponerles que lleguen a unos precios consensuados y asequibles, de modos que todo el mundo se beneficie. Así se ha hecho en el Play!", recordó la edil.

La concejala también anunció que las carrozas de la comitiva de los Reyes Magos serán "muy espectaculares", con bastante colorido y alusiones a la infancia. "Las elegimos hace meses en Castro Urdiales y nos gustan especialmente, porque no son las típicas", matizó. Además, el ayuntamiento pretende reforzar la animación.

A la espera de la presentación oficial del cartel, la edil también confirmó que se mantendrán los actos habituales como el recital de villancicos, el certamen de belenes, el parque infantil en el pabellón Serrano Macayo o las citas festivas en los barrios.